Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RIAD MALKI | Ministro de Exteriores palestino

"Confiamos en que Obama cumpla sus promesas a los palestinos"

Si hay un país que puede obligar a Israel a cumplir sus obligaciones, ése es Estados Unidos. Lo afirma el ministro de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad Malki, que no ha perdido su confianza en el presidente Barack Obama a pesar de que éste no ha conseguido que Israel decrete la paralización total de la construcción de colonias en Cisjordania, condición que impone la ANP para volver a la mesa de diálogo. A estas alturas, muchos observadores empiezan a creer que Israel es demasiado poderoso para Barack Obama. Malki responde que hay que dar más tiempo al presidente estadounidense. "Obama tiene otros problemas como el de la reforma sanitaria que le impiden ejercer la presión que él quisiera. Para aprobar su plan necesita ganarse el apoyo de legisladores que apoyan a Israel".

El ministro dice que Obama les ha dado sobradas pruebas de que la solución al conflicto es su prioridad. "Lo primero que hizo nada más llegar a la Casa Blanca fue llamar por teléfono al presidente Mahmud Abbas para decirle que encontraría una salida pacífica y justa al problema palestino. Confiamos en que pronto sus promesas se traduzcan en hechos".

Mientras continúa la parálisis, Malki recurre a otras instancias. A menos de dos semanas de que España asuma la presidencia rotatoria de la UE, ayer se reunió en Madrid con el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, buen conocedor de la realidad de Oriente Próximo, región en la que fue enviado especial de la UE. Confía en que Moratinos dé un impulso al proceso de paz. A la pregunta de si considera que es una pérdida de tiempo dirigirse a actores secundarios en el conflicto responde: "¿Qué otra opción nos queda? Cumplimos con el Derecho Internacional y la Hoja de Ruta. Y no podemos recurrir a la violencia como ya hicimos en el pasado, lo que sería un suicidio. Si alguien tiene otra opción estamos dispuestos a escucharla".

Respecto a la división política palestina, Malki arremete contra Hamás, que para él es el único culpable de que los palestinos no puedan acudir a las urnas para elegir un nuevo líder en enero, como estaba previsto y de que continúe el bloqueo israelí en Gaza. "Israel no quiere permitir la entrada de materiales de construcción porque piensa que Hamás los usará para construir edificaciones militares. Israel siempre ha utilizado a Hamás como excusa. En el momento en que la división se acabe perderá su excusa", afirma Malki. "Hamás puede volver a la familia palestina y ser integrado. Nuestro verdadero enemigo no es Hamás. Es Israel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de diciembre de 2009