Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy lanza un 'gran préstamo' para sectores punteros

Parte de los 35.000 millones del plan son ayudas devueltas por los bancos

Francia comienza a salir de la crisis. Y, a fin de acompasar la salida del túnel con el impulso a los sectores económicos de más porvenir, Nicolas Sarkozy, presidente de la República Francesa, presentó ayer un plan para desarrollar estos campos punteros. El plan, denominado gran préstamo, contará con 35.000 millones de euros estratégicamente situados, según anunció el jefe del Estado francés, en cinco áreas: enseñanza superior y formación, investigación, industria, economía digital y desarrollo sostenible. "Se trata de adaptarse y estar a la cabeza de la nueva dirección que está tomando la economía en este siglo", explicó.

El plan presentado ayer por Sarkozy es el resultado de un trabajo de meses de una comisión dirigida por dos antiguos primeros ministros, el socialista Michel Rocard y el conservador Alain Juppé. Algunos aconsejaban que los fondos destinados fueran mayores pero el nivel actual de la deuda pública, que el año que viene rozará, sin contar con este préstamo, el 84% del PIB, ha aconsejado a Sarkozy refrenar algo la alegría inversora; 13.000 millones provendrán directamente de los fondos inyectados hace meses por el Estado a los bancos en apuros financieros, reembolsados ya casi íntegramente. Los 22.000 millones restantes saldrán de un gran préstamo que el Estado tomará en los mercados a un interés del 3,5%, según explicó ayer Sarkozy. Éste añadió que estas inversiones acarrearán otras provenientes de fuentes privadas, europeas y de administraciones locales por valor de otros 25.000 millones. Es decir, según Sarkozy, Francia destinará en los próximos años 60.000 millones a invertir en sectores "de futuro".

La partida mayor, de 11.000 millones, irá destinada a la enseñanza superior y a la formación. Con este dinero, Sarkozy asegura que se crearán 10 campus de envergadura internacional. "Nuestro objetivo es simple: queremos las mejores universidades del mundo".

La investigación recibirá 8.000 millones, dedicados a actividades como la biotecnología. Sarkozy insistió también en reseñar el desarrollo de ciertos hospitales. "Se invertirá mucho dinero en sectores muy concretos, en la lucha contra el cáncer o el alzhéimer, por ejemplo. Para lograr la excelencia", explicó.

Una tercera partida servirá para sostener y apoyar la industria que, según Sarkozy, representa el mercado del futuro: aeronáutica, automovilística no contaminante, construcción naval, ferroviaria... Otros 5.000 millones irán dedicados al desarrollo sostenible, un concepto que en Francia incluye la fabricación del futuro reactor nuclear de cuarta generación, además del fomento de las energías renovables. La "economía digital", por último, contará con 4.500 millones, que servirán sobre todo para "garantizar la cobertura del territorio francés con la banda ancha". Hace un año, Sarkozy anunció un plan de reactivación con 29.000 millones, centrado en el automóvil y en la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de diciembre de 2009