Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal bloquea el puerto y deja a 1.600 alumnos sin clase

La nieve dejó atrapados a 50 vehículos en Falset

Y de repente, llegó el frío. Sin previo aviso. Y encima, frío siberiano. El temporal de nieve y viento que azota Cataluña dejó ayer en casa a más de 1.634 alumnos por las dificultades para acceder a las escuelas. Más de 50 vehículos quedaron atrapados en Falset por la nieve y fueron evacuados por la tarde. Junto con la inactividad en el puerto de Barcelona por el mal estado del mar, fueron los incidentes más graves de una jornada dura en las comarcas de Tarragona y en el sur de la provincia de Lleida.

La cota de nieve descendió hasta los 200 metros en Tarragona. Algunas rutas de transporte escolar (Priorat, Terra Alta) fueron suspendidas. "Cuando empezó a nevar confiábamos en ganar un día de fiesta", se alegró Jordi Gubern, de 13 años y residente en Gandesa. Su madre, María González, desea que el temporal remita. "Hay que hacer malabares para cuidar a los niños. Además, nadie sale de casa y el negocio se hunde", señaló.

Las previsiones indican que el mal tiempo remitirá a partir de hoy

Protección Civil anunció que las nevadas continuarán hoy -pueden acumularse gruesos de 10 centímetros- acompañadas de olas de hasta siete metros y rachas de viento de más de 90 kilómetros por hora. Protección Civil pidió a los conductores que extremen la precaución al volante ante una situación "adversa y compleja". Las alertas por nieve, viento y mar están activadas. El Servicio Meteorológico de Cataluña, sin embargo, prevé que la situación mejore a lo largo del día de hoy.

El fuerte oleaje también hizo estragos en la costa. Las compañías navieras Baleària y Transmediterránea suspendieron las conexiones entre Baleares y Cataluña. Sin entradas ni salidas de barcos, el puerto de Barcelona se mantuvo inactivo y prohibió a los barcos permanecer fondeados.

En Lleida, la nieve obligó a cortar la carretera entre Cervera y Torrefeta; en otras vías es indispensable el uso de cadenas. Y en Girona, la ola de frío siberiano dejó su huella sobre todo en el mar. El viento ha levantado olas de más de cuatro metros y las autoridades locales han advertido de que la situación puede empeorar en las próximas horas. "Lo que no me parece normal es que no hubiéramos sacado el abrigo hasta ahora", aseguró Ariadna T., de 28 años.

Agentes de Policía Local de Calonge (Baix Empordà) hallaron ayer en la playa de Torre Valentina el cadáver de una mujer, que podría haber perecido ahogada a causa del temporal.

Esta información ha sido elaborada por Ferran Balsells, Rebeca Carranco y Lluís Visa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de diciembre de 2009