Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflicto hispano-marroquí

El PSOE plantea en el Congreso el derecho a decidir de los saharauis

La activista Aminetu Haidar conseguirá con su huelga de hambre que el Pleno del Congreso reafirme el "derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui" y forzar un debate que siempre resulta incómodo para los Gobiernos españoles: las relaciones con Marruecos.

La Cámara ya reconoció ese derecho a decidir hace tiempo, pero esta vez lo hará a instancias del partido en el Gobierno, el PSOE; en plena tensión diplomática con Marruecos por la huelga de hambre de Haidar y con la expectativa de que el debate derivará en una censura al reino alauí y a su monarca.

El PSOE presentó ayer la proposición no de ley que se votará el martes y que insta al Gobierno a "seguir defendiendo las resoluciones aprobadas por el Congreso, en el sentido de que el estatuto definitivo del Sáhara Occidental deberá ser resultado de la negociación y acuerdo entre las partes y del libre ejercicio del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, en el marco de Naciones Unidas". Este punto no estaba incluido en el texto inicial que los socialistas mostraron a los grupos y que pretendían que fuera presentado y votado por todos como prueba de fortaleza ante Marruecos y, también, para blindar al Gobierno ante un posible desenlace fatal de la huelga de hambre. Para poder aprobarlo, los socialistas han modificado totalmente el texto añadiendo también la defensa de "los derechos a la libre circulación y residencia" de Haidar.

El texto emplaza al Gobierno a "solicitar la mediación activa del representante personal del secretario general de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Christofer Ross, y de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, en relación con las obligaciones internacionales del Reino de Marruecos en el Territorio del Sáhara Occidental, entre ellas, el retorno de la señora Haidar".

Papel del Rey

El PP aún no ha dicho si apoyará la proposición, pero aprovechará para criticar la política exterior del Gobierno y pedir explicaciones por haber permitido la entrada en España de Haidar. De hecho, el PP ha incluido el miércoles una pregunta al ministro del Interior para conocer exactamente qué autoridad dio el visto bueno. Para hacer más incómodo el debate, uno de los asuntos a tratar será el de la posible intervención del Rey en el conflicto. Por ejemplo, Gaspar Llamazares (IU) preguntará el miércoles a Zapatero por la decisión del Gobierno de impedir la intervención del Monarca y el martes lo planteará.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 2009