Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifiesto de los rectores contra el "ahogo" de las universidades

Los rectores exigen más dinero para que no peligre el Plan Bolonia

Los rectores de las seis universidades públicas madrileñas denunciarán hoy el "ahogo económico" que suponen los próximos presupuestos para sus centros. Han elaborado juntos un manifiesto de protesta en el que alertan de los recortes incluidos en la partida para universidades de la Comunidad. Recuerdan a la presidenta que, además de eliminar partidas ya comprometidas para inversiones, tampoco reconoce los adelantos que los centros hicieron para que sus trabajadores pudieran cobrar las pagas extraordinarias. La investigación y la implantación del Plan Bolonia, dicen, está en peligro.

En el manifiesto, dirigido a la Comunidad y a la Asamblea, alertan de que los "drásticos recortes" previstos en su presupuesto del año próximo (un 3,8% menos que en 2009, con 1.084 milones) ponen "en grave riesgo" la implantación de los nuevos estudio de grado y posgrado del Plan Bolonia y "el despegue definitivo" de la investigación en la Comunidad de Madrid, según el borrador al que ha tenido acceso este periódico.

El presupuesto no incluye partidas para pagar deudas ya contraídas

En relación con Bolonia, recuerdan que han adaptado "lealmente" sus titulaciones, lo que supone más esfuerzo de los profesores, más recursos tecnológicos, más laboratorios y la adaptación de las instalaciones. El nuevo modelo, dicen, "será inviable" sin recursos adicionales.

El presupuesto de 2010 supone un recorte de 126 millones de euros (un 87%) en inversiones comprometidas, según sus estimaciones. Además, no incluye partidas para pagar deudas "ya contraídas", destacan en la declaración Por una Universidad pública europea y de calidad de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas (CRUMA).

Acusan al Gobierno regional de congelar las aportaciones para pagar al personal y las de gastos corrientes, "lo que supone en la práctica una reducción en torno al 5% de la situación de hace dos años". Las universidades han adelantado dinero para las pagas extraordinarias de sus trabajadores y recuerdan al ejecutivo regional "su obligación de devolverlo". "Esta situación está ahogando económicamente a las universidades públicas", señalan.

Recuerdan el "amplio consenso en Europa" sobre la solución para salir de la crisis: apostar por la educación e investigación. El gobierno de la Comunidad de Madrid, según su escrito, toma "la dirección opuesta" con un incumplimiento "inaceptable" de los compromisos adquiridos con sus universidades. Uno de estos acuerdos, firmado por Esperanza Aguirre y con financiación comprometida para inversiones entre 2007 y 2011, ya sufrió un severo recorte para 2009 que vuelve a repetirse.

El presidente de la CRUMA, Virgilio Zapatero, exigió hace dos semanas que ese dinero empiece a recuperarse como muy tarde a partir de 2011. La consejera de Educación, Lucía Figar, respondió que será difícil "porque la crisis no se va en un año".

Los seis centros públicos madrileños (Alcalá, Complutense, Autónoma, Politécnica, Carlos III y Rey Juan Carlos) han iniciado ya "serias medidas de ahorro" tras dos años de recortes. Complutense y Alcalá cerrarán durante las vacaciones navideñas para no gastar luz y calefacción, la Autónoma instalará paneles solares para recortar la factura y casi todas han enviado notas internas a sus trabajadores para que reduzcan el consumo de material.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 2009