Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE inicia la retirada de la 'barra libre' de liquidez para los bancos

El Banco Central Europeo (BCE) ha comenzado a retirar las medidas de liquidez ilimitada puesta a disposición de las entidades financieras durante la fase más dura de la crisis. Así lo anunció ayer en Francfort el presidente del BCE Jean-Claude Trichet, quien comunicó además que los tipos de interés permanecen este mes inalterados en su mínimo histórico, el 1%.

El próximo día 16, el BCE celebrará la última subasta de liquidez a 12 meses, a la que además aplicarán el tipo de interés del mercado en lugar del 1% al que se adjudicó el dinero en las dos subastas anteriores. La última subasta de liquidez a seis meses tendrá lugar a finales del primer trimestre de 2010. Así, el BCE es el primero de los grandes bancos centrales en cancelar las medidas extraordinarias adoptadas en los últimos dos años para combatir la crisis crediticia y financiera.

Trichet aseguró en su rueda de prensa mensual que "no todas nuestras medidas son ya tan necesarias como lo han sido". Sin embargo, reconoció que no hubo unanimidad en el Consejo de Gobierno del BCE al votar la decisión de ayer. Hubo que buscar "un buen compromiso".

El BCE puso así cientos de miles de millones de euros a disposición de los bancos para evitar que se anquilosara la liquidez en los mercados. Las dos subastas anteriores a un año, celebradas en junio y en septiembre pasados, sumaron medio billón de euros.

El BCE comenzará a recuperar este dinero para evitar así que se dispare la inflación a medio plazo. El francés insistió en que el recién emprendido final de la política financiera anticrisis no anuncia una próxima subida de los tipos de interés en la eurozona. El 1% actual es, según Trichet, "el tipo adecuado".

Además, el banco de bancos europeo corrigió al alza sus pronósticos de crecimiento para 2010. Así, el producto interior bruto (PIB) de los países del euro crecerá el año que viene entre un 0,1% y un 1,5%. La horquilla mejora en seis décimas desde el pasado septiembre, cuando los expertos del BCE pronosticaban para 2010 un crecimiento de entre -0,5% en el peor de los casos y un 0,9%, en el mejor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de diciembre de 2009