Medio Ambiente revisará el plan de lucha contra el cambio climático

La oficina constituida ayer incorporará a las áreas de Empleo y Economía

El Departamento de Medio Ambiente revisará tanto los objetivos como el presupuesto del plan de lucha contra el cambio climático impulsado por el anterior Ejecutivo. El proyecto en vigor, que abarca de 2008 a 2012, contemplaba una financiación de 90 millones, destinados principalmente a investigación, informes y acciones de concienciación.

"No hay ningún presupuesto cerrado", afirmó ayer un portavoz de la consejería. La intención es revisar y estudiar el anterior proyecto, que incluía 119 medidas. Entre ellas estaba como novedad la búsqueda de un acuerdo voluntario con los ayuntamientos para que el impuesto municipal de circulación se fije en función de la contaminación del vehículo y no de su potencia, tal y como sucede ahora. Aquel documento era excesivamente teórico, según constataron varios expertos en medio ambiente. Además, se topó con que sus principales ejes, como el plan eólico y el desarrollo de los biocarburantes, están paralizados.

Medio Ambiente estudia si mantiene los 90 millones del proyecto en vigor

Una modificación ya anunciada ayer es que la Oficina Vasca de Cambio Climático estará integrada por más departamentos y dará cabida a los de Empleo y Economía. "Tenía un carácter más sectorial. Ahora queremos articular un instrumento más completo y más complejo", señaló ayer la consejera Pilar Unzalu en la reunión que constituyó la oficina.

La lucha contra el cambio climático es una de las prioridades del departamento y también del Gobierno, que en junio anunció un pacto social por la sostenibilidad, denominado Eco Euskadi 2020 o Pacto de Urdaibai, que persigue revisar los modelos de producción y consumo energético.

En la reunión de ayer, se analizaron los indicadores del medio ambiente en Euskadi, cuyo balance anual se suele presentar en diciembre, y se empezó a trabajar en la elaboración de la futura ley de cambio climático, que se quiere aprobar en 2010.

El Ejecutivo quiere incidir en la participación ciudadana para elaborar estos planes, por lo que, además de una comisión con los departamentos del Gobierno y otra de seguimiento, habrá un foro con una quincena de personas vinculadas a colectivos ecologistas, la innovación y la tecnología. La intención es que la nueva oficina de cambio climático tenga efectos económicos en todos los departamentos del Ejecutivo.

Medio Ambiente deberá evaluar si, en este proyecto, se adoptan medidas drásticas, como la restricción del acceso de vehículos a las ciudades -el transporte causa la cuarta parte de las emisiones contaminanes- o el establecimiento de los peajes, que se han topado con el rechazo de los municipios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción