Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extraído el primer cáncer de colon sin cirugía

El Clínic estrena una técnica pionera para extirpar tumores malignos por el ano

Por primera vez en el mundo, el equipo de cirugía gastrointestinal del hospital Clínic de Barcelona ha logrado extirpar un cáncer de colon a una paciente por el ano. La beneficiada por esta técnica pionera ha sido Margarita Seguer, una barcelonesa de 76 años con un tumor maligno de unos tres centímetros, que había invadido todas las capas del intestino.

La paciente se sometió a la intervención el pasado 19 de noviembre. En tan sólo cinco días recibió el alta. Primero, se la sometió a quimioterapia y radioterapia para reducir el tamaño del tumor. Luego, se seccionó el fragmento del intestino invadido por el tumor y se suturaron los dos extremos del órgano. Todo ello sin cicatrices.

La intervención ha sido posible gracias a la colaboración con el hospital General de Massachusetts (EE UU), que ha facilitado al especialista del Clínic el instrumental necesario. Para poder trabajar en el interior del intestino sin incisiones, los especialistas utilizan la endoscopia y un proctoscopio especial conectado a un sistema de insuflación de CO2 que dilata las paredes del recto. Así crean un espacio de trabajo para introducir los instrumentos necesarios para seccionar y disecar la parte del recto afectada por el tumor. El único tejido que se perfora para acceder a la zona afectada forma parte del fragmento de órgano que, en última instancia, se eliminó.

Actualmente, ya se extirpa el cáncer de colon mediante laparoscopia. El uso de este instrumento en el interior del abdomen tan sólo requiere pequeñas incisiones que dejan cuatro o cinco pequeñas cicatrices en el abdomen. Sin embargo, luego es necesario hacer un corte para sacar el intestino afectado entre 5 y 12 centímetros, explica Antonio de Lacy, jefe de cirugía gastrointestinal de este centro y pionero en la aplicación de técnicas de cirugía no invasiva.

Cada vez son más las operaciones que se pueden practicar sin tener que hacer ninguna cicatriz, utilizando los orificios naturales del cuerpo, la boca, la vagina o el ano. Hasta el momento, ya se ha conseguido extraer una vesícula por la boca y el riñón y el bazo por la vagina. De Lacy también fue pionero al extraer un tumor maligno en el recto a través de la vagina.

Ahora, con la nueva técnica, "se podrán beneficiar también los varones", concluye el especialista. Este conjunto de procedimientos se engloban dentro del abordaje NOTES (Natural Orifice Transluminal Endoscopy Surgery), que persigue desarrollar una cirugía menos agresiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de diciembre de 2009