Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez detenidos por estafar 800.000 euros a internautas

El Cuerpo Nacional de Policía ha desmantelado una banda que, según sus cálculos, habría estafado 800.000 euros a internautas por medio de phishing. El modus operandi de los estafadores -rumanos afincados en España- era bastante complejo, y se componía de diversas fases, como la mayoría de los casos de fraude masivo online.

En julio de 2008, la banda, compuesta de 10 personas y con un cabecilla que tenía en régimen de semiesclavitud al resto, lanzó por medio de spam 185.000 correos electrónicos en los que se hacían pasar por la oficina de cita previa del DNI electrónico del Ministerio del Interior. En dichos correos solicitaban a los usuarios información personal (DNI, apellidos, dirección, teléfono), lo que se conoce como phishing.

Con esta información y la obtenida a través de ofertas de trabajo falsas -"Grupo Rayet construcción necesitan [sic] urgentemente peones y oficiales de peón y oficial", rezaba el anuncio enviado por mail-, la banda creaba perfiles de usuario en el portal de ventas y subastas eBay, lo que nos lleva a la segunda fase del fraude: los estafadores ponían a la venta en este portal (y en otros falsos creados por ellos mismos) productos que nunca llegaban a su comprador: ordenadores a 550 euros, televisores última generación por 1.000, entradas de fútbol...

Transferencias

Aunque los supuestos vendedores anunciaban la pasarela PayPal como método de pago, después, con cualquier excusa, pedían el pago mediante transferencia a cuentas bancarias abiertas con documentación falsa. Luego, los estafadores extraían el dinero desde cajeros automáticos o lo transferían a otras cuentas de las que sacarlo después.

En la Operación Citaprevia, dirigida por el Grupo de Seguridad Logística de la Brigada de Investigación de la Policía, se han hecho seis registros en Illescas (Toledo), Madrid y otros municipios de esta comunidad (Chinchón, Rivas-Vaciamadrid, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz). Se han intervenido tres armas de fuego, munición, dos armas de fuego simuladas, una pistola eléctrica, 18 ordenadores, 67 tarjetas de crédito, 49 teléfonos móviles, 43 documentos de identidad falsos y 90 plantas de marihuana.

Además del delito de estafa, a los 10 detenidos se les imputan los de tenencia ilícita de armas, contra la salud pública, falsificación documental y asociación ilícita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de noviembre de 2009