Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo inhabilita por 8 años al vecino que amenazó a Regina Otaola

Además de dos años de prisión, otros ocho de inhabilitación para ocupar un cargo público. Pedro María Olano, el vecino de Lizartza que amenazó a la alcaldesa Regina Otaola, ha visto incrementado su castigo por lo que hizo el 7 de septiembre de 2007. "Otaola, vas a morir", le recriminó a la política del PP cuando izaba la bandera española junto a la ikurriña en el balcón consistorial.

El Tribunal Supremo ha estimado parcialmente los recursos de la Fiscalía y la acusación particular que defendía a la alcaldía, contra el fallo dictado por la Audiencia Nacional en febrero. El Supremo agrega la inhabilitación, que se "debió imponer" por la Audiencia, dice la sentencia, pero rechaza que exista un delito de atentado contra la autoridad, cuya pena máxima es de seis años de cárcel.

El Alto Tribunal explica que dicho delito se circunscribe a la autoridad y sus agentes y que, en este caso, el acusado no volvió a repetir la amenaza cuando fue conminado a ello por la alcaldesa. Pedro María Olano fue número dos de la lista de Lizartzako Abertzale Sozialistak, anulada en 2007 por estimar que era sucesora de HB, Euskal Herritarrok y Batasuna.

El Supremo, que también rechaza que el alejamiento del municipio del condenado, como pedía el abogado de la alcaldesa, considera adecuado que Regina Otaola sea indemnizada con 12.000 euros como estableció la Audiencia Nacional por la "pérdida de tranquilidad sufrida". Agrega que la amenaza proferida "necesariamente debe producir preocupación, intranquilidad y desasosiego en la víctima", por lo que merece una compensación económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de noviembre de 2009