Reportaje:

Alguaire espera a Ryanair

La Generalitat ultima con la compañía irlandesa un vuelo semanal de Lleida a una capital europea - Spanair descarta usar el nuevo aeropuerto "a corto plazo"

El Gobierno catalán está sondeando a varias aerolíneas para que empiecen a operar en el nuevo aeropuerto de Lleida Alguaire, que se estrenará antes de que acabe el año y ha visto acabadas sus obras en un momento muy duro para el sector del transporte aéreo. En concreto, la Generalitat ultima un acuerdo con la irlandesa Ryanair, que también opera en otros aeródromos secundarios como Reus y Girona, y tiene previsto reunirse esta semana con el presidente de Spanair, Ferran Soriano, para defender las bondades del emplazamiento ilerdense, según fuentes del sector.

La aerolínea irlandesa reconoce que mantiene negociaciones con el Gobierno catalán, pero asegura que no ha cerrado ningún contrato. La compañía líder del sector de bajo coste se plantea enlazar el aeropuerto ilerdense los fines de semana con alguna gran capital europea. Spanair, por su parte, no está para estos trotes, ya que se encuentra en una delicada situación financiera y se halla inmersa en un duro proceso de reestructuración: con un recorte de flota, de 45 a 35 aeronaves, de entre 300 y 500 puestos de trabajo y, además, una rebaja de salarios para al menos unos 60 de sus pilotos. Aun así, la compañía perteneciente desde hace casi un año a inversores e instituciones catalanas -la Generalitat, de forma indirecta, también participa en el capital- podría estudiar alguna posibilidad a medio plazo y utilizar este emplazamiento para vuelos chárter de temporada, muy vinculados al turismo de interior.

El concesionario pagará un canon de 2,2 millones de euros anuales

Más información

Consultada sobre este proyecto, la compañía catalana resalta que al menos "a corto plazo" no hay ningún plan de volar desde Alguaire.

El secretario de Movilidad, Manel Nadal, eludió esta semana dar nombres de posibles compañías aéreas y se limitó a apuntar que operadores turísticos de Reino Unido e Irlanda se han mostrado interesados. El Gobierno catalán gestionará la infraestructura aeroportuaria desde su puesta en marcha, prevista en unas semanas, hasta el segundo trimestre de 2010, cuando tomará las riendas el futuro gestor privado que se adjudique el contrato tras el concurso público, aunque la Generalitat seguirá como propietaria y participará en una comisión estratégica. Compañías como Abertis, el propio ente público AENA, Ferrovial y Aeropuertos de París se han interesado por el proyecto, según explicó la Generalitat esta semana, aunque tienen de plazo hasta el 15 de febrero para decidir si presentan una oferta en firme, un plazo que fuentes de este mercado consideran algo justo para estudiar bien las posibilidades de Alguaire.

Y es que el aeropuerto ilerdense tendrá que competir con otros emplazamientos secundarios como el de Huesca-Pirineos, Girona y Reus.

El canon anual que el concesionario deberá pagar al Gobierno catalán alcanzará un mínimo de 2,2 millones de euros.

Las ofertas técnicas se abrirán el 18 de enero de 2010 y las económicas el 8 de febrero, según el anuncio ya publicado en el BOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50