Siete soldados afganos mueren en un ataque de la OTAN

Agencias

Al menos siete miembros de las fuerzas de seguridad afganas han muerto y varios militares, entre ellos algunos extranjeros, han resultado heridos por fuego amigo en un ataque aéreo de la OTAN contra la insurgencia talibán en la provincia occidental de Badghis, informó ayer el Ministerio afgano de Defensa.

El bombardeo se produjo el viernes, después de que los militares, que buscaban a dos soldados estadounidenses desaparecidos tres días antes, entraran en combate con un grupo de talibanes en el distrito de Bala Murghab. Las tropas pidieron apoyo aéreo. El consiguiente bombardeo de la OTAN, en lugar de caer sobre los talibanes, impactó contra las líneas de las tropas internacionales y afganas, indicó un comunicado oficial. Cuatro soldados y tres policías afganos fallecieron, y varios militares resultaron también heridos.

La OTAN admitió en otro comunicado que "las informaciones iniciales indican que más de 25 miembros de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y de las fuerzas de seguridad afganas han resultado heridos" en el oeste afgano. Sin embargo, la ISAF, misión militar bajo mando de la OTAN, no confirmó ninguna muerte. Bala Murghab es uno de los feudos insurgentes de Badghis, donde tropas de EE UU han librado combates con los talibanes en los últimos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50