Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De parejas estelares y triunfos boricuas

Con el grito de "al diablo con las multinacionales discográficas. Ha llegado el momento de hacer música independiente", el dúo de reggaetón alternativo Calle 13 se hizo con los máximos honores de la 10ª edición de los premios Grammy Latino, celebrados en Las Vegas en la madrugada de ayer. Fue una noche puertorriqueña. Luis Fonsi se llevó el galardón a la mejor canción con Aquí estoy yo, en uno de los años de más éxito del intérprete boricua. Y los boricuas también se vieron reconocidos en el trabajo del dúo Wisin y Yandel, que con el tema de reggaetón Abusadora se llevaron el Grammy a la mejor canción urbana.

Otros galardones destacados fueron para los cubanos Chucho y Bebo Valdés, premio al mejor álbum de jazz con Juntos para siempre; para el intérprete nicaragüense Luis Enrique, que se llevó el premio al mejor álbum de salsa con Ciclos -tras nueve años de ausencia de los escenarios-, o para el intérprete mexicano Saúl Hernández, de Jaguares.

Mientras en la alfombra roja brilló la belleza de Eva Longoria, en el escenario los oídos estuvieron puestos en el dúo que interpretaron Alejandro Sanz con Alicia Keys. La italiana Laura Pausini se llevó el premio al mejor álbum vocal femenino con Primavera anticipada, y la fallecida cantautora argentina Mercedes Sosa también obtuvo un premio póstumo.

El galardón más sonado lo recibió el mexicano Juan Gabriel, que puso a la sala en pie al recibir de manos de Enrique Iglesias el honor a toda su carrera como Persona del Año. El "divo de Juárez" demostró 24 horas antes que el talento no tiene edad, y en la cena previa a la ceremonia en su honor se subió por las mesas cantando y lanzando vino al aire mientras deleitaba a los comensales que se habían reunido para aplaudir sus logros.

Mucho más serios fueron los rostros de la amplia delegación española en estos galardones, que se volvieron a casa con las manos prácticamente vacías, a excepción del Grammy al mejor álbum flamenco para Niña Pastori y el que obtuvo Jarabedepalo a la mejor ingeniería de grabación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de noviembre de 2009