Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos advierten de que paliar el cambio climático tendrá costes

"Es inevitable que desaparezcan empleos", dice su líder internacional

Las mariposas catalanas se extinguen. Es un efecto del cambio climático que dio a conocer ayer la Generalitat, aprovechando que los Estados del mundo negocian en Barcelona un acuerdo para paliar el calentamiento global. Pocos dudan ya de la urgencia de tomar medidas. Pero muchos olvidan u omiten, a menudo, que reducir emisiones tendrá costes.

"Algunas reconversiones sectoriales van a ser difíciles. Desaparecerán empleos", advirtió ayer el secretario general de la Confederación Sindical Internacional (CIS), Guy Rider. Compartió con los dirigentes sindicales españoles y catalanes un acto en el Ayuntamiento de Barcelona en el que fijaron su posición ante la Cumbre del Clima. Les escuchaba la ministra de Medio ambiente, Elena Espinosa.

Lejos queda, sin embargo, "la contradicción aparente" de sindicalismo y ecologismo, en palabras de Rider. Sería impensable que los sindicatos se desentendieran del acuerdo de Copenhague, como hicieron con el de Kioto, subrayó la responsable de medio ambiente del CIS, Anabella Rosemberg. Su formación lucha ahora por un acuerdo de reducción de emisiones de CO2 ambicioso.

La clave está, aseguraron, en "la transición justa" del modelo productivo. Se trataría, según Rider, de colocar la protección del empleo en "el centro" del cambio productivo que hay que impulsar. "No basta con dar la bienvenida a los empleos verdes. La base económica española seguirán siendo los empleos convencionales", subrayó Ignacio Fernández Toxo, líder de CC OO. Su homólogo de UGT, Cándido Méndez, advirtió del peligro que la especulación financiera cope el mercado de emisiones de CO2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 2009