Los conflictos internos del PP

Aguirre decide al fin poner a Rato en Caja Madrid y debilita así a González

El ex vicepresidente, al que ella llamó el domingo, vuelve al primer plano nacional

Ya es prácticamente definitivo. Aún no se sabe cuándo, pero Rodrigo Rato será el nuevo presidente de Caja Madrid gracias al apoyo que ayer le brindó Esperanza Aguirre y la retirada de su único rival para ese puesto, Ignacio González, mano derecha de la presidenta. Con ello el vicepresidente económico en los ocho años de Gobierno del PP, apartado de la carrera sucesoria por José María Aznar, volverá al primer plano del escenario político nacional, del que había desaparecido en 2007, cuando decidió abandonar la dirección del FMI a mitad de mandato, lo que le generó importantes críticas.

Por culpa de la crisis, los grandes banqueros son citados en La Moncloa con frecuencia, y Rato estará al frente de la cuarta entidad financiera española, con una influencia notable en la política. No son pocos los que en el PP querrían ver a Rato como candidato en 2012 en lugar de Rajoy. Aunque muchos dirigentes creen que al colocarse en Caja Madrid el ex vicepresidente está renunciando a esa carrera, otros, unos pocos, interpretan lo contrario. En cualquier caso, su elección contradice el discurso de Rajoy de "despolitizar las cajas", ya que pocos personajes hay más vinculados desde jóvenes a la política que Rato, pata negra de la primera AP.

La presidenta citó a González en su casa. El vicepresidente dijo que tiraba la toalla

Más información

Aguirre insiste en que ella apostó por Rato en marzo, y fue Rajoy quien se opuso, por lo que se abrió la posibilidad de González, que creció cuando Rajoy le dijo en persona que no le vetaría. Sin embargo, su decisión debilita a su equipo. González sale tocado de la crisis después de haberse trabajado el pacto en Caja Madrid. Aún así, ninguna de las fuentes consultadas cree que vaya a dejar, al menos de momento, la vicepresidencia de Madrid.

La decisión final se tomó el domingo en casa de Aguirre. Acudieron los más fieles, entre ellos Francisco Granados, Regino Garcia-Badell, jefe de gabinete, e Isabel Gallego, jefa de Comunicación. González anunció que se retiraba de la pelea y que lo comunicaría públicamente ayer. Aguirre agradeció el gesto, algo que ayer hizo públicamente. Aguirre habló con Dolores de Cospedal y le anunció la noticia pero le recordó que sigue esperando una sanción para Manuel Cobo. Aguirre se queja de que sólo ha recibido el apoyo expreso de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. Después, por la noche, la presidenta llamó a Rato para anunciarle el acuerdo.

Mientras, como respuesta, Alberto Ruiz Gallardón decidió retirar el recurso que tenía paralizado el proceso electoral en la caja. El ayuntamiento, que dijo que presentaba el recurso para defender a los madrileños, lo retira ahora por un pacto político. Aún así, quedan vivos otros dos, de CC OO y del Ayuntamiento de Barcelona.

Esperanza Aguirre, durante un acto en Madrid.
Esperanza Aguirre, durante un acto en Madrid.LUIS SEVILLANO

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50