Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El valor del conocimiento

Nueva York, Estados Unidos.

¿Cuál es el valor del conocimiento? Llevaba años pensando una contestación cuando supe la noticia del recorte presupuestario que el Gobierno de España proponía para el área de Investigación y Ciencia, supuestamente responsable de respaldar, apoyar, motivar y valorar la generación de conocimiento en cientos de áreas. Se me ocurrió mirar la definición de la palabra conocimiento en el diccionario de la RAE y esto fue lo que encontré: entendimiento, inteligencia, razón natural. Me pareció una definición poderosa y entonces surgió otra pregunta ¿Por qué mi país valora tan poco el entendimiento, la inteligencia, la razón natural?

Soy doctora en Biología por la Universidad Complutense de Madrid, llevo ocho años trabajando en investigación. Los últimos cuatro investigando en un laboratorio en el hospital Monte Sinaí de Nueva York. En este tiempo he tenido la oportunidad de conocer investigadores de distintas áreas que se encontraban fuera de España, algunos de los cuales son figuras de referencia a nivel mundial.

Más de una vez, conversando acerca de la situación de los investigadores españoles que estamos en el extranjero, surge la siguiente afirmación. "Si sólo pensara en investigar (sin contar con ser español, ni tener familia...), no volvería a España". ¿No resulta dramático que españoles con el mayor nivel de formación académica posible desarrollen su actividad científica fuera de nuestro país? ¿No es acaso igual de dramático que formemos a nuestros estudiantes/investigadores durante años para que cuando llegue el momento de que la sociedad se beneficie de ese conocimiento se vean obligados a marcharse a otro país?

Sí, es dramático y vergonzoso. Y no sólo para los investigadores, sino para todo el país. Con este recorte presupuestario lo único que conseguiremos será empobrecernos, perder más mentes brillantes de las que hemos perdido hasta ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de octubre de 2009