Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE admite la derrota de Salgado

Los diputados socialistas se reprochan no haber arropado más a la ministra - La vicepresidenta reconoce que no estaba preparada "para la descalificación"

Se veían con el agua al cuello, por lo que el haber recibido un chaparrón se les antoja un percance muy liviano. Ésta es la impresión que se percibe en el Grupo Parlamentario Socialista después de que, durante y después del debate presupuestario, no tuvieran dudas de que el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, quedó por encima, desde la perspectiva de las formas y el discurso parlamentario, de la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

"Lo importante es que el tablero electrónico marcó 177 votos, una mayoría para sacar adelante los Presupuestos de 2010", señalan fuentes socialistas. Sin el acuerdo con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Coalición Canaria (CC), el Gobierno estaba abocado a prorrogar los Presupuestos actuales y a prepararse para unas elecciones anticipadas, seguramente el otoño del próximo año, tras la Presidencia Europea, reconocen ahora con alivio los interlocutores consultados.

"Con tal nivel de alboroto no era posible hablar", se queja Salgado

Eso sí, numerosos diputados admiten que pasaron muy mal rato al ver a la vicepresidencia sin reaccionar ante "los trucos parlamentarios" del adversario, basados en algo tan simple como armar ruido, interrumpir, hablar en alto para confundir y desconcentrar al orador.

Lo consiguieron. No obstante, muchos parlamentarios socialistas entonan ahora su mea culpa por no haber estado más activos en el aplauso y en los gestos de apoyo a la vicepresidenta cuando la bancada popular "actuó y sobreactuó" en apoyo de Rajoy. Salgado mantiene intacto el reconocimiento de "solvencia y preparación" dentro del Grupo Socialista, aseguran los interlocutores consultados. Ahora bien, sí apreciaron su inexperiencia en un lance con el líder de la oposición, en el que cuenta más la frase oportuna y el gesto de aplomo que los contenidos. "No estaba preparada para un debate con descalificaciones, el año que viene me prepararé para ello, si es que Rajoy sigue", dijo Salgado en Los Desayunos, de TVE. "Yo me preparé para un debate sobre ideas y propuestas y no para un debate lleno de descalificaciones, y con tal nivel de alboroto que era imposible hablar".

La vicepresidenta puso ayer en segundo plano su apreciación inicial de machismo por parte de Mariano Rajoy, al haberse dirigido a ella con tono y actitud condescendiente. Pero sí le acusó de "falta de respeto, sea hombre o mujer". Elena Salgado censuró a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, por comparar sus quejas con una escena de colegio en la que "la chica se queja de que el chico la pega". "Ese comentario es muy grave en un país con violencia de género", recordó la vicepresidenta económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de octubre de 2009