Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karzai rechaza la anulación de los votos sospechosos en las elecciones afganas

El suspense afgano se mantiene un día más. Desde hace dos semanas, el anuncio del resultado definitivo de las elecciones, de las que mañana se cumplen dos meses, se aplaza por razones técnicas, un eufemismo que esconde el rechazo del presidente Hamid Karzai a una segunda vuelta.

La Comisión de Quejas Electorales (CQE) nombrada por la ONU ya ha terminado su trabajo de revisión de un 10% de los resultados donde éstos parecían más sospechosos. Por la filtración publicada por The Washington Post, Karzai perderá la mayoría absoluta debido a las anulaciones y deberá someterse a una segunda vuelta. Karzai no acepta este veredicto y acusa a la CQE de obedecer a intereses de potencias extranjeras.

La CQE debe entregar sus datos a la Comisión Electoral Independiente, que nombró Karzai, y que fue responsable de organizar las elecciones, para que ésta haga públicos los resultados finales. Según fuentes que citaba ayer la cadena de televisión Al Jazeera, ambas comisiones se encontraban sumidas en una tensa negociación. La que es próxima a Karzai rechaza la metodología de la nombrada por Naciones Unidas.

La presencia en Kabul, entre otros, del ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, demuestra que se desarrolla otra negociación paralela. Kouchner logró que Karzai y su rival electoral, su ex ministro de Exteriores, Abdulá Abdulá, hablaran sobre la situación. Una de las opciones es la formación de un gobierno de coalición que haga innecesaria una segunda vuelta. El senador de EE UU John Kerry, que preside el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara alta, dijo, tras entrevistarse con Karzai, que el presidente Barack Obama no debería enviar más tropas a Afganistán hasta que no se conozcan los resultados. En unas declaraciones a la cadena CNN Kerry dijo: "Sería completamente irresponsable por parte del presidente comprometerse a enviar más tropas cuando ni siquiera ha terminado el proceso electoral y no sabemos quién será el presidente ni con qué tipo de gobierno vamos a trabajar".

Obama se encuentra inmerso desde hace semanas en un proceso de consultas para decidir la nueva estrategia en Afganistán tras haber recibido las recomendaciones del general al mando de las tropas estadounidenses en ese país, Stanley McChrystal, quien ha pedido refuerzos urgentes de 40.000 soldados.

En la actualidad, Estados Unidos mantiene cerca de 65.000 militares en el país centroasiático, la mayor cifra desde el comienzo de la guerra hace ocho años. La violencia no ha dejado de aumentar en Afganistán y McChrystal ha advertido que si no recibe esos refuerzos la guerra podría perderse el año próximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de octubre de 2009