Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Croacia enfila la recta final hacia la UE

Bruselas abre la vía a la adhesión de Islandia y recomienda entablar negociaciones con Macedonia - Turquía necesita más reformas y frenar la violencia doméstica

Después de cuatro años de intensas negociaciones y profundas reformas Croacia se acerca a la recta final en su camino hacia la Unión Europea. Bruselas considera que si la antigua república yugoslava "cumple a tiempo con los criterios pendientes, las negociaciones de adhesión podrían concluirse el próximo año". Fuentes comunitarias estiman que Croacia podría ser el miembro 28 de la Unión en 2012. El comisario para la Ampliación, Olli Rehn, manifestó ayer que Islandia podría incorporarse a la Unión en la misma fecha que Croacia.

Los avances de Croacia son un indicador claro de los progresos registrados de forma general por el conjunto de países balcánicos. En este sentido, al presentar los informes sobre las mejoras y problemas pendientes en cada país candidato o aspirante a la UE, Rehn precisó que "la estrategia de ampliación es una prueba de nuestro compromiso con el futuro europeo de los Balcanes Occidentales y Turquía". "En estos tiempos difíciles de crisis económica", añadió, "las solicitudes de adhesión de Albania y Montenegro señalan el continuo poder de atracción de nuestra Unión y nuestro papel en la promoción de la estabilidad, la seguridad y la prosperidad".

Croacia, con una población de 4,4 millones de habitantes, ha abierto la negociación de 28 de los 35 capítulos, de los cuales 13 ya han sido cerrados con acuerdo. Bruselas destaca las mejoras con la nueva legislación y los cambios administrativos impulsados por el Gobierno de Zagreb especialmente en "el sistema judicial y la lucha contra la corrupción y el crimen organizado", según el informe de la Comisión presentado ayer. Otros avances se han registrado en la reducción de casos pendientes antes los tribunales, y los pasos dados para resolver los problemas de las minorías, especialmente los gitanos. El informe señala, no obstante, que el Gobierno de Zagreb deberá intensificar sus reformas especialmente "para mejorar la independencia y eficiencia del sistema judicial" y "luchar contra el crimen organizado y la corrupción". También se apremia a Croacia a que "preste más atención a los derechos de las minorías", incluyendo "completar el proceso de retorno de los refugiados". Bruselas advierte de que el Tribunal Penal Internacional para los crímenes de la antigua Yugoslavia (TPI-Y) tiene todavía "problemas de acceso a importantes documentos". Teniendo en cuenta los progresos realizados, la Comisión ha decidido recomendar el inicio de las negociaciones con Macedonia.

Por otra parte, "la solicitud de adhesión de Islandia", señala el comisario, "añade una nueva dimensión a nuestra agenda de ampliación". Islandia, uno de los países más golpeados por la reciente crisis financiera, ha mostrado su voluntad de intensificar sus gestiones para una pronta integración, que podría coincidir con la de Croacia. Según Rehn, si ambos países "están listos más o menos al mismo tiempo, y si la diferencia es de unos pocos meses, entonces desde el punto de vista de la UE, tendría sentido que ambos países entrasen al mismo tiempo".

La marcha de Turquía, que empezó las negociaciones de adhesión el 3 de octubre de 2005, es también positiva pero mucho más lenta. La oposición abierta de Francia y Alemania y el lastre del conflicto territorial con Chipre son los obstáculos de fondo. Turquía ha abierto hasta ahora 11 de los 33 capítulos de las negociaciones y sólo ha logrado cerrar uno políticamente poco relevante, como es el de Ciencia e Investigación.

Rehn alabó la normalización de las relaciones de Turquía con Armenia, lo que "constituye un paso histórico y que la UE saluda como una contribución a la estabilidad de la región". Bruselas también ve como un gesto positivo la apertura de un canal de la televisión pública durante 24 horas en lengua kurda. No obstante, el informe es muy crítico con los problemas existentes en materia de violencia doméstica. El informe menciona una investigación del propio país, según la cual el 39% de las mujeres dicen haber sido víctimas de violencia física y un 15% de haber sufrido abusos sexuales.

El comisario Rehn expresó su preocupación por las deficiencias en materia de libertad de expresión, donde "los intelectuales continúan sintiéndose molestados por sus manifestaciones". De manera específica señaló su preocupación por la multa al grupo de comunicación Dogan, cuya elevada cuantía puede poner en riesgo su viabilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009