Millet y varias empresas constructoras sustentaban la fundación de Convergència

El Palau de la Música y Dragados, principales donantes de la Trias Fargas

¿Quién financia las fundaciones de los partidos políticos? Las donaciones opacas de Fèlix Millet, principal imputado por el saqueo del Palau de la Música, a la fundación de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) han puesto de relieve que el propio Millet, a través del Orfeó Català, fue el principal protector privado de la fundación nacionalista. Pero no estaba solo. Varias de las grandes constructoras y promotoras catalanas y españolas figuran entre los grandes valedores de la fundación del partido que gobernó Cataluña durante 23 años.

Según la documentación aportada por la propia entidad al registro catalán de fundaciones, el Orfeó de Millet y una decena de constructores aportaron el 90% de las donaciones privadas que recibió la fundación nacionalista en 2005. Este ejercicio es uno de los pocos en los que la fundación de CDC detalla en su memoria el origen de las aportaciones. El Orfeó presidido por Millet donó aquel año 120.000 euros y las aportaciones de los constructores, plenamente legales, ascendieron a 350.000 euros.

Más información

Entre los donantes figuran las grandes empresas que lideran la contratación de obra pública. La constructora Comsa, de la familia Miarnau, en 2005 aportó 120.000 euros a través de sus filiales Tamisa y Gestor de Maquinaria Ferroviaria. Copisa, presidida por Josep Cornadó, aportó 60.000 euros y Fomento de Construcciones y Contratas, controlada por Esther Koplowitz, inyectó otros 60.000 euros.

El año anterior, la fundación de CDC se llevó una suma importante (90.000 euros) procedente de Dragados Obras. La empresa ese año ya pertenecía al grupo ACS, presidido por Florentino Pérez, que absorbió el grupo Dragados en diciembre de 2003. Todos estos grupos son adjudicatarios de grandes obras públicas y aparecen cada año entre los 10 principales grupos a los que GISA contrata. Por ejemplo, participan en la ampliación de la línea 5 del metro y la construcción de la línea 9.

Consultadas por EL PAÍS, fuentes de CDC subrayaron la legalidad de las donaciones y recordaron que éstas se produjeron tras abandonar CiU el Gobierno. Las memorias de la fundación durante los años de CiU en la Generalitat no especifican quién aportó unas sumas que oscilaban entre 500.000 y 600.000 euros anuales. El portavoz de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, se mostró ayer sorprendido por el hecho de que en las cuentas de la fundación depositadas en el registro de Justicia no se detalle el origen de los 630.000 euros que el Orfeó de Millet dio a la Trias Fargas.

La Fundación Rafael Campalans, del PSC, se desmarcó ayer de la de CDC y convocó a la prensa para explicar con todo lujo de detalles sus números. Su director, Albert Aixalà, explicó, a partir de la memoria económica de 2008, que la fundación se financia en un 80% con subvenciones y el 20% restante procede de ingresos propios (por publicaciones o servicios de formación) y de donaciones. En el capítulo de presupuesto de procedencia privada, destaca un convenio con la Obra Social de Caixa Catalunya por valor de 50.000 euros que se destinan, aseguró Aixalà, al archivo histórico del socialismo catalán.

Por otra parte, ayer trascendió que el juez instructor del caso, Juli Solaz, no llegó a acordar nunca las escuchas telefónicas que le solicitó la fiscalía cuando presentó la querella, el pasado 10 de junio, informa Pere Ríos. Desde entonces hasta el 23 de julio, cuando el juez acordó el registro del Palau, el juez no adoptó ninguna medida cautelar y rechazó también en dos ocasiones la intervención de la entidad.

En el auto de citación como imputados de Millet y Montull, el juez explica que no cita al resto de los querellados -Gemma Montull, Enric Álvarez y Pau Duran- "a la vista de que ninguno de ellos ha confesado su participación" en los hechos que se están investigando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50