Millet ocultó 300.000 euros en pagos a la fundación de Convergència

Los flujos de dinero que iban del Palau de la Música a la Fundació Trias Fargas, vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), siguen sin cuadrar. Al menos cerca de 300.000 euros, más la mitad de las aportaciones que la entidad de CDC admite haber recibido de la Fundació Orfeó Català entre 2001 y 2008, no figuran en las cuentas anuales auditadas que la entidad que presidía Fèlix Millet presentó a la Generalitat. Además, en los expedientes de los balances de los últimos tres años sólo consta un certificado por valor de 90.000 euros a favor de la fundación próxima a CDC.

El número dos de CDC, Felip Puig, explicó la semana pasada que la Fundació Trias Fargas percibió 630.000 euros entre 1999 y 2001. En el periodo auditado del Orfeó Català (2001-2008) fueron 569.900.

La auditoría sólo ha hallado una transferencia de 90.000 euros

Más información

Sin embargo, en ese periodo la fundación que pilotaba Millet sólo declaró haber entregado 188.416 euros a otras entidades. Por ejemplo, entre 2002 y 2004 la fundación de CDC recibió 210.151 euros. Pues bien, en las cuentas de la Fundació Orfeó Català sólo hay registradas aportaciones por valor de 87.665 euros.

Fuentes de la auditoría que investiga las cuentas insistieron ayer en que todas las aportaciones que iban del Orfeó hacia otras entidades deben constar en el epígrafe de "aportaciones a otras entidades". Y en ese apartado no aparece, ni por asomo, todo lo que dice haber recibido la fundación de CDC. Es más, fuentes de la investigación explicaron que sólo han hallado un certificado de una transferencia por valor de 90.000 euros a la Fundación Trias Fargas desde el ejercicio 2005-2006, cuando ésta captó al menos 240.000 euros.

La investigación no cree que los documentos con las donaciones a la fundación de CDC se hayan perdido. Hasta ahora, estos papeles no han aparecido en la auditoría del Palau, donde Gemma Montull sí trituró documentos, pero tampoco en los expedientes de la empresa que auditó las cuentas, a los que la ex directora financiera no ha tenido acceso.

Las pesquisas sobre el origen del dinero que recibió la fundación de CDC no parecen preocupar a sus impulsores. El director de la fundación, Agustí Colomines, reiteró ayer que no piensa devolver a la fundación Orfeó Català los fondos recibidos y denunció una supuesta maniobra del tripartito para "desviar la atención de la crisis económica". Joaquim Ferrer, presidente de la fundación, dijo en Catalunya Ràdio que no tenía ningún problema en mostrar los convenios firmados entre el Palau y la Fundación Trias Fargas. Sin embargo, el partido volvió a negarse ayer por la tarde a facilitarlos a este diario. Tampoco quiso aclarar quién firmaba estos convenios en nombre de la fundación. El secretario de imagen de CDC, David Madí, defendió la legalidad de las donaciones y explicó que la Trias Fargas recibió el dinero "por transferencia bancaria".

Pero mientras el partido se resiste a devolver el dinero recibido por su fundación, algunos dirigentes de la federación nacionalista piden todo lo contrario a Àngel Colom, quien recibió al menos 72.000 euros del Palau para pagar las deudas del fallido Partit per la Independència en 2000. El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, le pidió a Colom, hoy dirigente de CDC, que devuelva el dinero. El pasado jueves Duran consideró "correcta" la actuación de Colom, pero ayer rectificó asegurando que en su primera valoración partió de la base de que el dinero que había recibido Colom provenía de una donación personal de una "persona rica" como Millet y no de los fondos del Palau.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50