Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Secuestro en el Índico

Acuerdos para juzgar a los asaltantes

La fuerza aeronaval de la Unión Europea para luchar contra la piratería en Somalia ha capturado y enviado a la justicia de Kenia a 68 bandidos. El Gobierno ultima un acuerdo para hacer lo mismo con Seychelles y negocia otro con Tanzania.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, sugirió el pasado martes en la reunión informal de Gotemburgo con el Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, y los ministros de Defensa europeos que los patrones de los pesqueros deberían ser testigos de cargo en los procesos judiciales contra los piratas detenidos.

Actualmente hay 17 buques españoles pescando en aguas del océano Índico. Los atuneros han solicitado al Ministerio de Defensa militares a bordo, pagando de su bolsillo el sobrecoste que supusiera para el Gobierno, pero el Ejecutivo se ha opuesto alegando que la legislación española lo impide. Francia sí ha embarcado en pesqueros a marines, también pagados por los armadores. Desde el Ministerio de Defensa insisten en que no se puede comparar con España porque los franceses cuentan con una base militar de más de 3.000 hombres en Yibuti.

El mando de la Operación Atalanta les ha propuesto en cambio adoptar algunas medidas de protección como llevar empleados de seguridad privada a bordo, levantar vallas en la cubierta, dotar a los barcos de cañones de agua y sirenas de alta intensidad y tratar de faenar en pareja. Los atuneros rechazan estas medidas, alegando que si colocan una valla en la cubierta no pueden pescar, y que no pueden pescar en grupo para repartirse la captura. Solían pescar entre 180.000 y 200.000 toneladas al año y éste estiman que no llegarán a las 120.000 por el miedo a los piratas.

El navío secuestrado ayer, el Alakrana, propiedad de Echebastar Fleet, con base en Bermeo, fue botado en 2006 en los Astilleros Murueta, tiene 104,3 metros de eslora y una velocidad máxima de navegación de 18 nudos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de octubre de 2009