Los Presupuestos de 2010 y la reforma fiscal

La izquierda se aleja de los Presupuestos

Grupos minoritarios del Congreso y los sindicatos rechazan la propuesta fiscal

A falta de un giro radical en el trámite en las Cortes, la izquierda parlamentaria y la sindical están muy lejos del proyecto de Presupuestos aprobado el sábado por el Gobierno. Especialmente, rechazan la subida del IVA, en detrimento de los impuestos directos.

Tan lejos como que los grupos minoritarios del Congreso sospechan que el presidente Zapatero apuesta prioritariamente por sacar las cuentas para 2010 con PNV, Coalición Canaria y UPN. Creen que el Ejecutivo juega a retar a los partidos de la izquierda a optar entre alinearse con PP y CiU o permitir la aprobación de los Presupuestos, aunque sea con abstenciones.

"El proyecto complica las posibilidades de acuerdo, es un paso atrás y demuestra que no nos han escuchado", asegura Gaspar Llamazares. El diputado de IU lamenta que el 90% de la subida recaiga sobre rentas medias y trabajadores, mientras que sobre las rentas del capital sólo recae un 10%. Lamenta que no se graven las sociedades de inversión, aunque cuantitativamente la subida sea simbólica.

Ridao (ERC): "Hay que aprovechar la precariedad de Zapatero"

Más información

Joan Herrera (ICV) asegura que "o hay gestos significativos o no habrá apoyo, porque Zapatero una vez más está en los mítines contra los poderosos, pero finalmente los protege. Sólo tiene retórica de izquierdas, no actuaciones". El BNG mantiene idéntica posición en su crítica a la subida del IVA y sólo presenta matices ERC, cuyo portavoz, Joan Ridao, acude hoy a La Moncloa. ERC critica la subida fiscal, pero insinúa que antepone las reivindicaciones sobre Cataluña. "Sería irresponsable no aprovechar el contexto de precariedad parlamentaria de Zapatero para cerrar con éxito los temas pendientes de la carpeta catalana, sobre todo la gestión aeroportuaria", dijo ayer Ridao.

El proyecto de Presupuestos tampoco tiene apoyo en los sindicatos. Ayer, los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, criticaron la subida tributaria por insuficiente y por las figuras impositivas modificadas.

"Consideramos que hay margen para subir la presión fiscal. Hay que rebajar la diferencia con Europa, que ahora es de 6,5 puntos sobre el Producto Interior Bruto", expuso Méndez. La presión fiscal en España se sitúa en el 32,8% del PIB. A continuación, el máximo dirigente de UGT añadió: "Con lo que no estamos de acuerdo es con las figuras impositivas [en referencia, principalmente, a la subida del IVA]. El refugio de las grandes fortunas, las SICAV [Sociedades de Inversión de Capital Variable] se mantienen al pairo. Es una ausencia clamorosa". Y reclamó cambios en este último punto durante el trámite parlamentario.

También Toxo fue crítico. "El esfuerzo fiscal planteado, que recae sobre las rentas más bajas y medias, es desequilibrado e injusto, en contra de las justificaciones de las declaraciones oficiales", declaró el líder de CC OO. Tanto Toxo como Méndez pidieron una ambiciosa reforma fiscal que ponga más énfasis en la recaudación a través de los impuestos directos (IRPF) que de los indirectos (IVA), por la mayor progresividad de los primeros frente a los segundos.

Sobre el proyecto de Presupuestos en general, sí que hubo diferencias entre Méndez y Toxo. El primero valoró el esfuerzo del gasto en políticas sociales y desempleo, aunque admitió diferencias con el Ejecutivo en la subida de las pensiones mínimas y el IPREM (Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples, referente utilizado en la concesión de ayudas públicas). El segundo fue mucho más crítico. Según Toxo, no se avanza en el cambio de modelo productivo y no se hace el esfuerzo necesario en políticas sociales (familias, alquiler...).

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50