Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Holocausto es una mentira"

Israel parece una obsesión para Mahmud Ahmadineyad. El presidente iraní no pierde la ocasión de vapulear al "régimen sionista", según la terminología oficial. Ayer, el Día de Jerusalén, que la República Islámica celebra cada último viernes de Ramadán, le dio una nueva oportunidad de mostrar sus credenciales anti-israelíes con la disculpa de apoyar a los palestinos.

Ante los miles de fieles que acudieron a la plegaria del viernes en el campus de la Universidad de Teherán, el presidente Ahmadineyad calificó a Israel de "epítome del racismo". También volvió a negar el Holocausto, que calificó de pretexto para ocupar las tierras palestinas.

"El pretexto para la creación del régimen sionista es falso; se trata de una mentira basada en un mito e imposible de probar", aseguró en medio de gritos de "Muerte a Israel". Unas calles más allá, en el bulevar Keshavarz, la oposición coreaba "durug-gu, durug-gu" ("mentiroso, mentiroso"), pero sus voces no llegaban hasta el podio. EE UU y Alemania condenaron las palabras de Ahmadineyad. En lugar de buscar las raíces locales de la crisis desatada por su reelección, Ahmadineyad prefirió culpar a los sionistas de incitar a los grupos de oposición iraníes e incluso de la situación en Irak, Afganistán y Sudán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de septiembre de 2009