Las víctimas del 'Probo Koala' serán indemnizadas

La petrolera admite su implicación en el vertido tóxico que mató a 15 personas y envenenó a 100.000 en Costa de Marfil

La multinacional petrolera holandesa Trafigura está dispuesta a indemnizar "al conjunto de las víctimas" del vertido ilegal de sus residuos tóxicos, que en 2006 causó la muerte a 15 personas en Costa de Marfil. Otras 100.000 resultaron envenenadas, después de que una mezcla de gasolina, sosa cáustica y sulfuro de mercaptano, salidas del barco Probo Koala, fletado por la compañía, fueran abandonadas al aire libre en Abiyán. Se espera que el millonario acuerdo económico esté listo a finales de mes. Ello dejaría sin efecto el juicio contra la firma, fijado para octubre en Londres, a instancias de más de 30.000 marfileños afectados por la inhalación de los gases dañinos.

La noticia sobre la compensación llega poco después de que la correspondencia interna de Trafigura demostrara que su director, Claude Dauphin, conocía ya en 2006 el elevado índice de toxicidad de los residuos químicos almacenados en el Probo Koala. Dado que no podían ser exportados fuera de la UE, la empresa buscó una forma rápida y barata de deshacerse de 528 toneladas de la mezcla resultante de refinar gasolina en alta mar. Tras sendos intentos fallidos en Túnez y Nigeria, en agosto de ese mismo año la carga acabó en Abiyán, capital de Costa de Marfil. La empresa, con sedes en Londres, Ámsterdam y Ginebra, siempre ha negado que la carga fuera tóxica. Pero a la vista de las nuevas pruebas, Greenpeace pidió ayer a los tribunales holandeses que instaran a la fiscalía a seguir investigando.

Más información
La multinacional petrolera Trafigura, culpable de exportar basuras tóxicas

"No reveles ni repitas a nadie que llevas esa carga a bordo. Di simplemente que se trata de aguas del lavado de los tanques", puede leerse en uno de los cables remitidos por Trafigura al capitán del Probo Koala, en abril de 2006. En diciembre de 2005, Dauphin recibía un informe revelador sobre la mezcla de gasolinas a bordo. "Está prohibida en la mayoría de países por lo peligroso de las basuras que genera. La UE impide exportarlas", rezaba la nota. Un mensaje electrónico señalaba aún más frenos. "En Estados Unidos, Singapur y la propia UE, los servicios de medio ambiente tampoco permiten deshacerse de estos residuos peligrosos". Sin embargo, después de pasar por España camino de África, la carga fue a parar a una firma local de Costa de Marfil, Tommy. Sin capacidad jurídica o técnica para manejarla, la diseminó de noche por 13 basureros de Abiyán. A los vertederos acuden niños y mayores en busca de algo para vender y hubo quemaduras, desmayos, vómitos de sangre, diarreas, erupciones y abortos.

En 2007, Trafigura destinó 150 millones de euros a compensar a las familias de los 15 fallecidos, siempre sin admitir culpa alguna. Esta misma semana, Naciones Unidas ha señalado que "hay pruebas de peso" que relacionan las muertes con el vertido. También ha criticado a las autoridades holandesas por "no mantener la nave amarrada".

El <i>Probo Koala</i>, atracado en el puerto de Tallin (Estonia) en 2007.
El <i>Probo Koala</i>, atracado en el puerto de Tallin (Estonia) en 2007.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS