Millet vendió al Orfeó un local de su propiedad al doble del precio tasado

El ex director del Palau cobró los tres millones la víspera de la intervención

Una de las operaciones del anterior equipo gestor del Palau de la Música que más ha sorprendido, por no decir indignado, a los patronos de la Fundación Orfeó Català se realizó el día antes de la intervención judicial por un supuesto desvío de 2,29 millones de euros de los fondos del Orfeó entre 2003 y 2004 del que están imputados cuatro personas, entre ellas Félix Millet, máximo directivo de la entidad, y Jordi Montull, director administrativo del consorcio y de la fundación.

Tal como conocieron estupefactos el pasado jueves los patronos que acudieron a la reunión extraordinaria convocada por los actuales gestores, Millet y Montull vendieron por tres millones de euros los bajos de un edificio situado en la calle de Sant Pere més Baix 12 al mismo Orfeó Català. El local estaba a nombre de una sociedad de la que ellos eran los propietarios y para poder asumir el pago, ya que el Orfeó no contaba con todo el dinero en metálico para pagarlo, tuvieron que pedir un crédito a una entidad bancaria. La tasación, muy al alza, se hizo días antes y valoró el local por 1,5 millones de euros. Después, sin embargo, ellos mismos, como gerentes del Orfeó, pagaron tres millones y se compraron el edificio. Aunque, según diversas fuentes, parece ser que Millet afirmó que devolvería el dinero, la junta del Orfeó tiene la intención de revertir la operación.

Fue uno de los varios ejemplos que se explicaron en la reunión extraordinaria de la fundación, y que sirvieron para convencer por completo a los patronos de la necesidad de personarse en la causa contra Millet y otros tres directivos de la entidad. Sus sueldos, que se autoasignaban sin dar cuentas a los patronatos o consorcios, fueron otro aliciente para convencerles. Si Millet cobró entre sueldos y facturas de las tres entidades (Orfeó, Fundación Orfeó Català y consorcio del Palau de la Música) hasta 1,6 millones de euros en 2008, el director administrativo cobró 480.000 euros. Montull, al igual que Millet, tenía un Mercedes 600 pagado por la entidad. Los sueldos en la cúpula del Palau eran altos porque la hasta el jueves directora general de la fundación, Rosa Garicano, cobró en 2008 unos 200.000 euros, que se había doblado para este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50