Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multa récord a Pfizer por malas prácticas comerciales

La farmacéutica deberá pagar 1.613 millones en EE UU

Llueve sobre mojado en Pfizer. El gigante farmacéutico fue sancionado ayer con 2.300 millones de dólares (1.613 millones de euros) por las prácticas ilícitas en la comercialización de varios de sus medicamentos, como los tratamientos contra el dolor Bextra y Lyrica. Se trata de la reprimenda más dura de las aplicadas en Estados Unidos contra la promoción fraudulenta de medicamentos.

Pfizer, que hace cuatro años admitió haber seguido tácticas impropias en la venta del Neurotin, indicó en enero que estaba negociando con Washington la solución de otro litigio. Y sin entrar en más detalles, puso en reserva una cantidad idéntica a la anunciada. Tras nueve meses pactando los términos, evita el desarrollo de un juicio penal a golpe de chequera.

La compañía evita un juicio penal por vender un producto para usos ilícitos

La farmacéutica estaba ofreciendo Bextra, Lyrica, Geodon (esquizofrenia) y Zyvox (infecciones) para condiciones médicas diferentes a las indicaciones para las que fue autorizado por la autoridad, como indicó el Departamento de Servicios Humanos. Eli Lilly fue sancionada este año por un caso similar, relacionado con la promoción del Zyprexa, y desembolsó 1.420 millones.

Para zanjar el litigio, su filial Pharmacia & Upjohn se declara culpable de un cargo criminal por la comercialización indebida del Betrax (retirado del mercado en 2005). Por ello, pagará 1.300 millones. El resto se desembolsará para compensar las demandas civiles. De esta manera, da carpetazo a una investigación sobre supuestos pagos a médicos y otras prácticas ilícitas.

"Lamentamos las acciones pasadas", decía ayer Pfizer, tras asegurar que se están reforzando los controles internos para evitar que se viole de nuevo la legislación sobre promoción de medicamentos y preservar la "confianza del público".

Desde la Administración que preside Barack Obama se dice que el combate del fraude en el sector de la salud es una prioridad para el Gobierno.

La farmacéutica Pfizer, que desde comienzos de año está en proceso de fusión con su rival Wyeth, reiteraba ayer que esta sanción no tendrá un impacto en su cuenta de resultados, porque el montante de la multa ya fue descontado en el balance del ejercicio 2008. Y dice que ahora podrá centrarse en un negocio en pleno proceso de consolidación. Los títulos de la compañía perdían un 1% en Bolsa a media sesión, aunque cerraron casi sin variación (un 0,06% más).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de septiembre de 2009