Zapatero abre el curso político

El Gobierno planea eliminar la deducción de 400 euros

Zapatero insiste en que hay margen para aumentar los impuestos, pero que la subida será "limitada y temporal"

La vicepresidenta Elena Salgado ya había avisado. "Todos, absolutamente todos" los impuestos pueden subir, dijo el miércoles en el Congreso. Y el presidente del Gobierno dio ayer pistas de por dónde pueden ir los próximos embates contra los bolsillos de los ciudadanos. José Luis Rodríguez Zapatero apuntó directamente a la medida estrella con la que había acudido a las últimas elecciones generales: la devolución de 400 euros a los que pagan el impuesto sobre la renta.

En un momento en el que el déficit se encamina hacia cotas nunca vistas, todas las posibilidades para llenar las arcas del Estado están abiertas. Zapatero hizo ayer un esfuerzo por tranquilizar a los contribuyentes preocupados por su dinero. "Toda subida de impuestos será de carácter limitado y temporal", insistió hasta tres veces. "Y siempre basándose en el principio de la moderación fiscal", repitió todavía en más ocasiones después del Consejo de Ministros que marca el inicio del curso político.

Más información
La hora del rigor
El PP prepara una ofensiva contra la subida de impuestos
Zapatero ofrece a Rajoy un pacto en educación y energía
Rajoy acusa a Zapatero de ser "una máquina de gastar dinero"

El presidente insiste en que las subidas de impuestos serán de carácter temporal, pero los datos hacen sospechar que este plazo no va a ser breve. El déficit público rondará este año el 10% del producto interior bruto (PIB). Y el Gobierno ha señalado que a medio plazo deberá cumplir los criterios de la Unión Europea, que marca el límite del déficit en el 3%. La agencia Moody's afirmó el jueves que España no alcanzará este compromiso hasta 2013. Es decir, que tendrán que pasar por lo menos cuatro años hasta que se tape el agujero de las finanzas públicas.

Zapatero justificó las próximas subidas de impuestos con el argumento de que la presión fiscal en España es siete puntos inferior a la del resto de Europa; y que su Gobierno se ha dedicado en los últimos años a reducir los tributos. Puso como ejemplos la rebaja en el IRPF, la eliminación del Impuesto de Sociedades y la deducción de 400 euros que ahora se propone hacer desaparecer.

"Es cierto que la presión fiscal ha bajado; pero no se debe tanto a medidas como la de los 400 euros, sino a que hay menos transacciones económicas por el impacto de la crisis y, por lo tanto, se recaudan menos impuestos", señala el presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales, Luis del Amo. Este experto cree que el Gobierno no tiene muchas posibilidades donde elegir: "O sube los impuestos sobre la renta o el IVA. No hay más margen".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Está claro que el Ejecutivo pretende estrechar la brecha que separa España de Europa en presión fiscal. La pregunta es hasta dónde llegará, teniendo en cuenta que este concepto -que mide el peso de los impuestos directos, indirectos y cotizaciones sociales en relación al PIB- roza ahora el 33%. La respuesta que dio ayer Zapatero es que el salto de la presión fiscal será inferior a dos puntos porcentuales.

Una de las iniciativas que parece que se salvará de la tijera será el cheque-bebé de 2.500 euros. Zapatero pretende preservar esta subvención para los padres porque está relacionada con la protección social. "No hay ni la más mínima posibilidad de cambiarlo", afirmó tajante.

El cheque-bebé sigue, pero peor suerte correrá la devolución de los 400 euros. El presidente presentó hace un año y medio esta medida como gran gesto de apoyo a las clases medias, con la que pretendía impulsar el consumo de las familias. Lo hizo justo antes de las elecciones generales que volvió a ganar en 2008. "Entonces la inflación estaba en el 5%; subía el Euribor y las hipotecas. Hoy la situación ha cambiado radicalmente", afirmó ayer Zapatero para justificar su eliminación.

Pero aún no está todo decidido. Trece millones de familias se quedarán sin los 400 euros en función del "escenario y del diálogo parlamentario". "Vamos a esperar a la Ley de Presupuestos", puntualizó el presidente. Y es lógica su cautela, ya que la minoría parlamentaria del PSOE pueda hacer que finalmente no se lleve a cabo. El Gobierno presentará la Ley de Presupuestos a finales de septiembre. Más tarde pasará por las Cortes para someterse a la votación del Parlamento.

La virulencia de la crisis ha obligado al Gobierno a cambiar el paso. Porque los 400 euros se plantearon como "un compromiso con vocación de permanencia" y una medida capaz de crear 100.000 puestos de trabajo, en palabras del presidente. Es evidente que no se han cumplido ni uno ni otro compromiso. La deducción afectará a las declaraciones de la renta de los dos últimos años. 2010 será, si las intenciones del presidente se cumplen, el primer año que desaparezca. Y no se trata de que no haya contribuido a crear empleo. Es que en el último año la economía española ha destruido 1,37 millones de puestos de trabajo.

Los funcionarios, otro de los colectivos que se enfrentan a la voracidad del Estado, recibieron cierta tranquilidad al oír al presidente. Porque el tema recurrente de la última semana ha sido la posibilidad de que les congelen el salario. Zapatero aseguró a los empleados públicos que no sufrirán ninguna imposición por parte del Ejecutivo.

Zapatero basó su intervención en la filosofía de que cuando las cosas van bien hay que bajar impuestos para estimular la actividad y que cuando llegan los problemas el Gobierno debe aumentar la recaudación con una mayor presión. El problema es que en una crisis como la actual el Estado sólo puede reducir sus gastos o tratar de aumentar sus ingresos. Y es muy posible que cualquiera de las dos opciones agraven la recesión.

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer, con la que el presidente del Gobierno dio inicio al curso político.
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer, con la que el presidente del Gobierno dio inicio al curso político.ÁLVARO GARCÍA

TERRORISMO "Liderazgo de López"

José Luis Rodríguez Zapatero inició su rueda de prensa con una intervención sobre la lucha contra ETA en la que homenajeó a las tres víctimas que la banda terrorista ha asesinado en lo que va de año y en la que puso énfasis en el papel que el Gobierno vasco, presidido por el socialista Patxi López, está jugando en la lucha antiterrorista. De él dijo que "está liderando de manera ejemplar por acabar con los espacios de impunidad y por extender la conciencia social y democrática de aislamiento y deslegitimación a cualquier tipo de acción violenta". Tras recordar las 62 detenciones de terroristas en lo que va de año y la localización de 14 zulos en los que se han encontrado más de 700 kilos de explosivos, entre otros materiales, señaló que "ETA sigue conservando su capacidad y voluntad de matar" y añadió: "No vamos a descansar ni flaquear para seguir debilitando a ETA en todos los frentes".

PRESIDENCIA EUROPEA "Reforzar la UE"

"Reforzar y subrayar el papel de la Unión Europea" es otro de los objetivos que Zapatero se ha fijado para la presidencia española de la UE, que se celebrará en el primer semestre de 2010. En opinión de Zapatero, la presidencia española será "importante para España y para Europa", ya que "coincidirá con la entrada en vigor del nuevo tratado europeo" y "en un período en que la recuperación económica tiene que empezar a notarse en toda la Unión Europea". Precisamente, el primer viaje que Zapatero realiza al exterior, tras las vacaciones veraniegas es a Estocolmo (Suecia) para preparar la presidencia de la UE.

Zapatero subrayó, también, la participación de España en la Cumbre del G-20, fijada para el 24 y 25 de septiembre en Pittsburgh (EE UU), y que consolidará la presencia española en ese club al ser la tercera reunión consecutiva a la que ha sido convocado.

ESTATUTO DE CATALUÑA Respeto a la sentencia

No habrá reforma constitucional, aunque el fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña sea desfavorable para los intereses de los partidos catalanes, algunos de cuyos representantes la han reclamado ante esa hipótesis. Lo dejó claro Zapatero en la rueda de prensa del comienzo de curso político.

Fue la única cuestión concreta en la que entró sobre el debate del Estatuto de Cataluña porque insistió en que no quería pronunciarse sobre algo que no se ha producido, el fallo del Tribunal Constitucional. Dijo que cuando el alto tribunal dicte el fallo "todo el mundo tendrá derecho a pronunciarse". Pero, también subrayó, con la mirada puesta en los partidos catalanes, que "todo el mundo tendrá también la obligación de respetar la sentencia". Mientras tanto, pidió que se enfriara el debate, lo que ya viene sucediendo en las últimas jornadas.

"Con vocación de permanencia"

- Zapatero anuncia en enero de 2008 la devolución de 400 euros a los 13 millones de contribuyentes del impuesto de la renta sobre las personas físicas.

- El Gobierno aclara días más tarde que se trata de una medida con "vocación de permanencia" durante la legislatura y que propiciará la creación de 100.000 puestos de trabajo.

- Zapatero afirmó ayer que la situación ha cambiado "radicalmente" e insinuó que la Ley de Presupuestos para 2010 eliminará la medida.

- Si la iniciativa del Gobierno logra el apoyo parlamentario, la devolución de dinero a los ciudadanos habrá estado en vigor durante dos años, 2008 y 2009, con un ahorro total de 800 euros. Esta medida costó el año pasado a las arcas públicas unos 6.000 millones de euros.

GRIPE A Fondo de 333 millones

Zapatero garantizó que los recursos médicos para combatir la gripe A estarán disponibles cuando lo estén en el resto de la Unión Europea, pero nunca antes de que se produzca la autorización adecuada y con las garantías absolutas. Lo hizo tras resaltar que la sesión del Consejo de Ministros de ayer aprobó destinar 333 millones de euros del fondo de contingencia para la compra de vacunas, antivirales y campañas de información a los ciudadanos.

También trató de enviar un mensaje de serenidad a la población al comprometerse a no escatimar ni esfuerzos ni recursos para combatir la gripe y al subrayar la excelencia del sistema sanitario español, que permitirá prevenir la evolución de la pandemia de este otoño. Recordó que la próxima semana se celebrará una reunión entre los ministerios de Sanidad y Educación para la prevención en el ámbito educativo.

TDT DE PAGO No quedarse atrás

Zapatero trató ayer de justificar el decreto ley para aprobar la televisión digital terrestre de pago por razones de urgencia, para no quedarse atrás pues varios países europeos ya tienen TDT de pago y en abril de 2010 se produce el apagón analógico. El motivo es no perder el tiempo y hacerlo con el instrumento que dispone el Gobierno cuando quiere que una cosa no se demore y hay una exigencia de ley. Si no se demora es porque hay urgencia y si hay exigencia de ley, la conclusión es decreto ley. Está bastante inventado, dijo. Argumentó, también, que los operadores ya estaban avisados de que el Gobierno tenía el compromiso público de aprobar la televisión de pago este año, que es un estímulo para el sector industrial y el de contenidos. Subrayó que cuando había voluntad de fusionarse, el Gobierno abrió la puerta y cuando había voluntad de cambiar de cerrada a abierta la emisión de canales televisivos, también.

ESCUCHAS ILEGALES Evita polemizar

Zapatero volvió ayer a reclamar a la dirección del PP responsabilidad para garantizar el buen funcionamiento de las instituciones democráticas tras las denuncias ante los periodistas y sin pruebas lanzadas desde el partido de Mariano Rajoy contra el Gobierno por supuestas escuchas ilegales a cargos populares ajenos a los casos de corrupción que afectan al primer partido de la oposición.

Zapatero no se salió del guión de la reclamación de responsabilidad política y no quiso hacer sangre de este asunto, sobre todo, desde que el martes el PP se quedó sólo en la Diputación Permanente del Congreso en su pretensión de acusar al Gobierno de promover el espionaje contra altos cargos del PP. El presidente dio a entender que la sesión del Congreso ha enterrado este capítulo. Mientras, siguen produciéndose imputaciones y dimisiones de cargos populares.

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS