Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP lleva hoy al Congreso las escuchas, sin pruebas ni apoyos

Con mucha bronca, tensión e intercambio de acusaciones se reabre hoy el Congreso de los Diputados. El PP lleva a la Diputación Permanente su ofensiva para intentar convertir la trama de corrupción vinculada a este partido en una persecución policial y judicial contra sus dirigentes.

Soraya Sáenz de Santamaría y Federico Trillo argumentarán la petición de comparecencia de la vicepresidenta primera, el ministro del Interior y el Fiscal General del Estado. Fuentes del PP aseguran que no presentarán ni un indicio de las supuestas escuchas ilegales a sus dirigentes, pero harán hincapié en las declaraciones de la número dos del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dando por hecho que el fiscal recurriría ante el Tribunal Supremo la absolución de Francisco Camps. También mencionarán que los detenidos por corrupción en Baleares fueran mostrados con esposas por el sólo hecho de ser del PP, según sostiene este partido. El PSOE ha decidido hacer frente con todo a esas denuncias y, por eso, será su portavoz y ex ministro del Interior y de Defensa, José Antonio Alonso, quien les dé la réplica para exigir pruebas y negar tal espionaje. Ningún partido votará con el PP y serán rechazadas las peticiones de comparecencia.

El Comité de Dirección del PP tiene previsto decidir la próxima semana de qué forma llevará la supuesta persecución a las instituciones europeas. Con toda seguridad acudirá al Parlamento Europeo en el inicio de la presidencia española de la UE, pero no ha decidido aún si forzará una resolución de la Eurocámara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de agosto de 2009