Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado en un cometa un ingrediente clave para la vida

La nave 'Stardust' tomó las muestras en el Wild 2

Les ha llevado tres años, pero ahora están seguros. La glicina -uno de los 20 aminoácidos que forman las proteínas y, por tanto, son la base de la vida- hallada en las muestras del Wild 2 procede de ese cometa. Es la primera vez que se encuentra un aminoácido en un cometa y el equipo de la NASA que ha hecho el descubrimiento cree que éste refuerza la hipótesis de que "algunos de los ingredientes de la vida se formaron en el espacio y fueron traídos a la Tierra con el impacto de meteoritos y cometas", en palabras de Jamie Elsila, su director. Ya se había hallado glicina, al igual que otros aminoácidos, en meteoritos hallados en la Tierra y se han detectado estos compuestos orgánicos en el espacio lejano.

Los científicos detectaron pronto la glicina tras recibir las muestras en 2006 pero no podían descartar que fuera terrestre, una contaminación posterior. Tuvieron que diseñar un equipo especial para realizar un análisis isotópico de las pequeñísimas muestras del aminoácido detectado y comprobaron que lleva la firma extraterrestre en sus átomos de carbono.

Las muestras llegaron en paracaídas, en forma de una especie de raqueta con compartimentos cuadrados llenos de un gel especial, llamado aerogel. Esa raqueta fue la que la sonda Stardust desplegó cuando atravesó la cola del cometa, muy cerca del núcleo, el 2 de enero de 2004. La investigación se publicará en la revista Meteoritics and Planetary Science.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de agosto de 2009