Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid registra 700 casos de gripe A en la primera semana de agosto

La tasa, de 11 contagios por 100.000 habitantes, es inferior a la media española

La Comunidad de Madrid registró en la primera semana de agosto, la última de la que se tienen datos disponibles, unos 700 casos de gripe A. La cifra resulta de la tasa de incidencia que el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, desveló ayer durante una visita al Centro de Emergencias 112. En esa semana, del 2 al 8 de agosto, Madrid contabilizó 11 casos por cada 100.000 habitantes. "Sensiblemente por debajo de la media registrada en el territorio nacional", destacó el consejero. Según datos del Ministerio de Sanidad, la tasa de gripe en España se encuentra en 33 casos por 100.000 habitantes.

La incidencia de la gripe se calcula a través de la red de médicos centinela del Sistema de Vigilancia de Gripe en España, que cubre a un 2% de la población (en Madrid, el 3%, según la Comunidad). Los datos que recogen se extrapolan al resto de la ciudadanía. El ministerio calcula que en esa semana se produjeron 14.697 casos de gripe en toda España, de los que el 97,9% fueron de gripe A (la estacional llegará con el frío).

Pese a que el consejero destacó por la mañana la diferencia entre la tasa madrileña y la nacional, el subdirector general de Promoción de la Salud y Prevención del Servicio Madrileño de Salud, Jenaro Astray, restó importancia por la tarde a las cifras. "Eso no es relevante; sí lo es la clasificación del nivel de difusión, que es esporádica, y la actividad baja que hay ahora mismo. Todas las comunidades se comportan de la misma forma", explicó. Otros expertos consultados coincidieron en que la tasa puede variar en cualquier momento, por ejemplo si hay un brote. "Hay que recordar que en junio, con los brotes en los colegios, Madrid tenía la tasa más alta y que exportó gripe a otras comunidades", recordó Juan Martínez Hernández, especialista en medicina preventiva. Los expertos también apuntaron al hecho de que, con las vacaciones, la población y actividad asistencial disminuyen."Estamos trabajando con la hipótesis de una tasa de ataque que podría superar el 30%", aseguró ayer el consejero de Sanidad durante una visita al Centro de Emergencias 112, en Pozuelo de Alarcón, informa Europa Press. Precisamente por la previsión de que uno de cada tres madrileños se contagien de gripe A, la Consejería de Sanidad presentó ayer el refuerzo de la atención del número telefónico común para todas las emergencias. Güemes anunció que a partir del 15 de septiembre empezará a funcionar un centro de coordinación específico para dar respuesta a la pandemia. "Así se evitará que los pacientes acudan sin necesidad a los servicios de urgencias o centros de salud, reduciendo la sobrecarga asistencial y la propagación del virus", afirmó.

El 112 recibirá, como hasta ahora, todas las llamadas, pero derivará las consultas sobre gripe A a un centro preparado específicamente para dar información y resolver dudas. En el dispositivo participarán más de 1.000 profesionales sanitarios (entre médicos y enfermeras), además de 175 operadores telefónicos que han recibido información sobre la pandemia, señaló la Consejería de Sanidad. Las llamadas asistenciales (las emergencias) las seguirá atendiendo el Centro Coordinador del Summa, que será el que valore cada caso y destine los recursos más adecuados. Con el refuerzo, el 112 estará preparado para atender 40.000 llamadas diarias sobre la gripe A.

Lo cierto es que los operadores del 112 ya están respondiendo a muchas llamadas sobre la gripe A, explicaron trabajadores del servicio. El protocolo ante la llamada de una persona que cree padecer gripe A es preguntar por la existencia de fiebre (superior a 38 grados) y por uno o varios de estos síntomas: aparición súbita de la enfermedad, garganta enrojecida, debilidad, escalofríos, dolor muscular o esquelético, tos, diarrea y vómitos.

El consejero destacó que la tasa de ataque que prevé para Madrid (superior al 30%) será muy parecida a la que se registre en el resto de España y en otros países europeos. Hace dos semanas, la directora general de Atención Primaria, Patricia Flores, aventuraba que la enfermedad afectaría a entre el 25% y el 30% de la población. Sobre la circular en la que se ordenaba suspender los permisos del personal de atención primaria a partir del 15 de septiembre ante un posible repunte de la enfermedad, Güemes señaló que trabaja con "todos los escenarios posibles" y que ante una pandemia "tiene que haber recursos suficientes para atender a una población que demandará más asistencia", según Europa Press. Flores ya avisó de que "los profesionales sanitarios también van a coger la gripe". A diferencia de la gripe estacional, todavía no hay vacuna para la gripe A.

El consejero explicó que Sanidad está ultimando los planes de contingencia en los hospitales y los centros de salud para hacer frente a la pandemia y adelantó que en septiembre tiene previsto distribuir dos millones de folletos informativos y carteles que informen sobre cómo actuar ante la sospecha de padecer gripe A.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de agosto de 2009