Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El golf reabre el cisma en Labastida

El proyecto de construir un campo con 750 viviendas, retomado por el Ayuntamiento, vuelve a dividir a los vecinos y la amplia colonia de veraneantes

Los miles de veraneantes que estos días convierten Labastida en el enclave más turístico de la Rioja Alavesa, con permiso de Laguardia, siguen con atención la polémica que vive la localidad desde hace siete años: la construcción de una urbanización de 750 viviendas con campo de golf al norte del pueblo, en las faldas de la sierra de Toloño. Y toman partido, con igual apasionamiento que los vecinos, en un enfrentamiento desconocido en décadas.

La operación inmobiliaria resulta más que notable, ya que por lo menos duplicará la población de una villa de 1.500 habitantes. Invasión de terrenos protegidos, problemas de abastecimiento de agua, recalificación de terrenos... La música del proyecto, aunque con distinta letra, se ha tocado en muchas otras zonas turísticas españolas. La iniciativa, impulsada por el PP hasta 2007, fue frenada por el siguiente alcalde, Higinio Arinas, de EB. Arinas salió elegido alcalde en las últimas municipales con el apoyo del otro edil de EB, un independiente y dos corporativos del PNV, obligados estos últimos por el pacto tripartito del Gobierno de Juan José Ibarretxe.

"La infraestructura es necesaria y terminará por construirse"

Pronto, los ediles nacionalistas, defensores del proyecto, dejaron de respaldar a Arinas, quien mantuvo durante dos años un imposible gobierno en minoría. Sólo contaba con el apoyo externo de una activa plataforma vecinal, Torrolate, contraria al proyecto urbanístico. Hasta que llegó la moción de censura que llevó en mayo pasado a la alcaldía al tránsfuga del PNV Iosu Landa, con el apoyo de los populares.

La aprobación el pasado 13 de julio por el pleno municipal del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que rescata el proyecto del golf, ha reabierto el cisma en el pueblo. Votaron a favor los cuatro ediles populares y el alcalde y en contra, los dos de EB y el independiente, que defiende una consulta popular sobre el proyecto. No participó la otra edil tránsfuga del PNV, Karmele Petralanda.

En principio, el nuevo proyecto, que están redactando los autores del PGOU, asume las condiciones que lo habían hecho inviable para la Comisión de Ordenación y Planeamiento Urbanístico (COPU) del Gobierno vasco. "Esperamos su aprobación para finales de año. Hemos corregido los 14 puntos que la COPU consideró improcedentes", asegura Landa.

Rafael Tavera, portavoz de Torrolate, mantiene sus dudas sobre el futuro del proyecto: "Quedan muchos aspectos sin aclarar, como que distintas parcelas municipales transmitidas a la sociedad que construirá el golf están catalogadas como monte de utilidad pública". Y ello "sin olvidar que el proyecto está siendo investigado por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas. Para nosotros, sigue sin ser viable", abunda.

Desde el principio, las relaciones entre el proyecto, de iniciativa privada, y el consistorio, gobernado por el PP entre 2003 y 2007, han sido intensas, hasta el punto de que se creó una sociedad mixta para explotarlo en la que el Ayuntaniento participaba con un 20%. El propio ex alcalde, Ignacio Gil Orive, contaba con propiedades en la zona. Hoy sigue defendiendo el proyecto: "El campo de golf es inviable ahora, en estos tiempos de crisis, pero la infraestructura, necesaria para Labastida, terminará por construirse".

El desarrollo

- 2002. El Ayuntamiento, con mayoría absoluta del PP, asume el proyecto del grupo Sorelor para construir un campo de golf de 18 hoyos.

- Febrero de 2003. Se constituye la sociedad San Gines Labastida, impulsada por tres promotores de Guipúzcoa y una mercantil municipal.

- Mayo de 2007. EB logra su primera alcaldía en Euskadi por su oposición al proyecto.

- Diciembre de 2007. La Comisión de Ordenación y Planeamiento Urbanístico (COPU) rechaza el proyecto.

- Mayo de 2009. Una moción de censura da la alcaldía al tránsfuga del PNV Iosu Landa

- Julio de 2009El pleno municipal aprueba el plan con los cambios de la COPU

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de agosto de 2009

Más información