La industria critica el "precipitado" lanzamiento de la TDT de pago

El sector reclama una normativa para poder fabricar nuevos descodificadores

La regulación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) de pago, a través de un real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros el jueves, se ha llevado a cabo de manera "precipitada" y perjudica a la industria española y a los espectadores. La Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de España (Aetic) alzó ayer su voz contra la urgencia del Ejecutivo para poner en marcha la nueva modalidad televisiva y lamentó que la TDT de pago arranque de la mano de fabricantes extranjeros. Aetic cuenta con 3.000 asociados y representa a 300 grupos empresariales, entre los que figuran las multinacionales Grundig, Hitachi, Panasonic, Philips, Sanyo y Sony.

Más información
19 millones de sintonizadores inadaptados para captar la nueva señal
Ocho operadores se reparten alrededor de cuatro millones de abonados

El presidente de la patronal de empresas de telecomunicaciones, Jesús Banegas, admite que la TDT de pago abre un abanico de innovaciones tecnológicas, pero su puesta en marcha "no se ha hecho de una manera reflexiva". "La inexplicable precipitación del Gobierno excluye la posibilidad de que la industria española pueda desarrollar su propia tecnología", asegura.

Improvisación

Banegas cuestiona la improvisación del Gobierno y especialmente el hecho de que el Ministerio de Industria no haya elaborado normas con las características técnicas de los descodificadores para que sean abiertos, es decir, compatibles con todas las cadenas que opten por emitir en la modalidad de pago.

"Mientras no estén aprobadas las normas, nadie en su sano juicio se pondrá a fabricar descodificadores", afirma. Ello conducirá, en su opinión, a que cada operador ponga en el mercado su propio sintonizador digital, algo que "no sólo va en contra del sentido común sino que convertirá las casas de los espectadores en ferreterías, con un montón de cacharros".

El descontento de los fabricantes contrasta con el milagroso "efecto dinamizador" que vende el Ministerio de Industria, dirigido por Miguel Sebastián. Según sus cuentas, el impacto económico de la nueva televisión rondará los 5.000 millones de euros en los cuatro primeros años. Los principales beneficiados, según Industria, serán los fabricantes de descodificadores y de televisores con acceso a la TDT ya integrado (unos 2.600 millones).

Los radiodifusores, instaladores y distribuidores de la señal darán un bocado de 1.300 millones a este prometedor negocio, mientras que los productores de contenidos aumentarán su facturación en 750 millones. Y todavía quedarán otros 350 millones para los grandes distribuidores o las empresas de publicidad.

La regulación de la TDT de pago ha provocado malestar dentro del sector audiovisual. A las críticas del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS), que ha denunciado el "intervencionismo" del Gobierno y el incumplimiento del dictamen realizado por el Consejo de Estado sobre este asunto, se unen las de Telecinco. Un portavoz de la cadena recuerda que el propio Consejo de Estado se ha pronunciado claramente a favor de que la TDT de pago se apruebe mediante una ley. "Si ya forma parte del contenido de la Ley General Audiovisual que está en pleno proceso de desarrollo, ¿por qué hacerlo ahora y de esta manera? La respuesta nos lleva a pensar nuevamente en que es una decisión tomada en beneficio de intereses particulares y no para un óptimo desarrollo del sector que redunde a su vez en una mejor oferta para los espectadores".

Otros grupos se han apuntado con extraordinaria rapidez a la TDT de pago. La Sexta consagró ayer -24 horas después de que el Gobierno diera el urgente pistoletazo de salida- uno de sus dos canales en tecnología digital a Gol TV, dedicado íntegramente al fútbol de pago.

Cifras actuales

- Cobertura. El 95,09% de la población ya tenía a finales de mayo acceso a los canales nacionales de TDT (hay otros autonómicos y locales que no están en este cómputo).

- Audiencia. La cuota de pantalla de los programas recibidos por TDT era, en junio de este año, de un 35,3%. El consumo medio diario de TDT está en 123 minutos diarios por persona.

- Antenas. Ya hay un 69,2% de edificios con antenas adaptadas para recibir la TDT.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS