Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia multa a las grandes petroleras por fijar precios

La sanción a Repsol, Cepsa y BP asciende a ocho millones

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha decidido sancionar a las compañías Repsol, Cepsa y BP -que controlan el 70% de las 8.650 gasolineras del país- con 7,9 millones de euros por fijación indirecta del precio de venta al público de sus estaciones de servicio. En la nota hecha pública ayer, el organismo regulador explicó que la multa será de cinco millones para Repsol, de 1,8 millones para Cepsa y de 1,1 millones para BP.

Resumida, la acusación de Competencia a las petroleras es simple: acusa a las empresas de imponer a las gasolineras independientes a las que surten combustible bajo su bandera un sistema de precios (máximos y recomendados) que, en la práctica, impiden que haya rebajas. Así, dificultan la competencia entre estaciones y, además, cada compañía, puede manejar cómodamente los precios en sus propias redes de gasolineras.

Mariano Aguayo, abogado de la Asociación de Estaciones de Servicio, destacó la trascendencia de la decisión que, según señaló, podría afectar al 90% de las gasolineras en España. Por su parte, las compañías sancionadas mostraron su disconformidad. Repsol y Cepsa anunciaron, además, que recurrirán a los tribunales. La compañía que preside Antonio Brufau reaccionó con dureza e irritación: tildó la resolución de "confusa", de "contradictoria con decisiones anteriores" y acusó a Competencia de no haber respetado en el proceso las garantías procesales, además de haber ignorado las pruebas a su favor.

Por su parte, Cepsa explicó que la CNC basa su sanción en "una supuesta infracción del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia por el efecto combinado que, sobre los precios finales de venta de combustibles en su red, habría podido tener la fijación de precios máximos o recomendados (lo que es absolutamente legal), la estructura del mercado (algo que no depende de CEPSA) y la aplicación práctica de los mecanismos de reducción de precios por parte de los distribuidores". CEPSA concluyó que "no puede aceptar, de ningún modo, que se le impute una infracción" por una situación "que está condicionada por circunstancias ajenas y sin que la CNC haya probado que la compañía haya actuado con culpabilidad o negligencia". Precisamente ayer, Competencia había anunciado el final del expediente sancionador que abrió en 2007 a la petrolera por atentar contra la competencia con los contratos suscritos con sus gasolineras arrendatarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 2009