Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ayuntamientos exigen participar en los ingresos de las autonomías

El Gobierno comienza hoy a negociar la nueva financiación municipal

Acordado el nuevo modelo de financiación autonómica entre el Gobierno y las comunidades autónomas, le llega la hora a la financiación de los municipios. Hoy arranca la negociación con un encuentro entre el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y una representación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), encabezada por su presidente, el alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, al que acompañarán portavoces del PP, IU, CiU y PAR.

Para aliviar la situación de asfixia financiera de los ayuntamientos, la FEMP propondrá hoy al Gobierno la participación de los municipios en los ingresos tributarios de las comunidades autónomas y del Estado. Castro argumentará que si la situación financiera de los ayuntamientos es angustiosa es porque en la práctica están ejerciendo competencias, en materias como educación y servicios sociales, cuya titularidad corresponde a las comunidades autónomas.

La FEMP reclamará 7.000 millones para servicios sociales y educación

El presidente de la FEMP se ampara en el artículo 152 de la Constitución y en un informe del Centro de Estudios Catalanes para reclamar para los ayuntamientos el 30% de los presupuestos de las comunidades autónomas, unos 7.000 millones de euros, que sería la cifra correspondiente a la valoración de las competencias que ejercen y cuya titularidad corresponde a las autonomías. "Habrá que negociar comunidad autónoma a comunidad autónoma, a sabiendas de que tendremos dificultades, sobre todo con algunas", señala Castro.

La Federación de Municipios argumenta que para lograr ese objetivo sólo habría que reformar la Ley de Haciendas Locales y la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas). No requiere la reforma de ningún Estatuto de autonomía.

En cuanto a la participación de los municipios en los ingresos del Estado, la FEMP considera que deben participar en la misma proporción y medida que lo hagan las comunidades autónomas, aunque habrá que diferenciar el tamaño de los ayuntamientos, de modo que los de menor población reciban una transferencia incondicional, con base en la población, pero suficiente para cubrir con garantías las necesidades emanadas de sus competencias.

Junto a este objetivo, la FEMP planteará cierta autonomía fiscal para los ayuntamientos. Castro propone una mejor distribución de los recursos, pero no mayor presión fiscal. Argumenta que más del 51% de los ingresos de los ayuntamientos proceden de la fiscalidad, mientras que los que reciben de la Administración del Estado y de las comunidades autónomas no pasan del 31% de media.

El presidente de la FEMP maneja un calendario y planteará hoy al vicepresidente Chaves que el nuevo modelo de financiación y el Estatuto Municipal tienen que estar acordados para octubre. El estatuto ordena y distribuye las competencias entre comunidades autónomas y ayuntamientos. Está recogido en el proyecto de reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, presentado por el Gobierno de Zapatero al final de la pasada legislatura, lo que impidió su aprobación por la tensión entre el PP y el PSOE.

Castro afirma que cuenta con el apoyo de los grupos parlamentarios del PSOE y del PP, con lo que confía en que el Estatuto Municipal se abra camino sin mayores obstáculos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009