Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

Rubalcaba: "Las acusaciones del PP son falsas y calumniosas"

"La policía lo que hace es perseguir a presuntos delincuentes y ponerlos a disposición judicial, y eso vale para todos los delincuentes y también para los militantes del PP". Así respondió ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a las graves acusaciones que el PP lanzó el domingo, en un comunicado, contra su departamento. El PP había responsabilizado al ministerio de filtrar información del caso Gürtel y le había achacado "abuso perverso y abusivo de los instrumentos con los que cuenta un Estado de derecho". Rubalcaba añadió que las acusaciones "son falsas y gravemente calumniosas".

La intención del PP de pedir la convocatoria urgente de la Diputación Permanente del Congreso para proponer las comparecencias de los ministros del Interior y de Justicia con el fin de interrogarles sobre las "filtraciones" no tiene visos de llegar a buen puerto.

"Una nueva teoría de la conspiración, no", rechazó el portavoz de IU, Gaspar Llamazares."Hay que tener mucha caradura para denunciar una conspiración universal sin preocuparse de si ha habido corrupción, sino sólo de dónde surgen las filtraciones", declaró la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín.

Emilio Olabarría, del PNV, consideró "una temeridad" que el PP pretenda utilizar con Rubalcaba y Caamaño "lo que en Derecho se llama la prueba diabólica, según la cual ambos tendrían que probar que son inocentes". El caso "está ya judicializado y la pretensión del PP supone una cortina de humo", opinó Joan Ridao, de ERC, quien anunció su voto negativo. "Es irrisorio que en vez de dar explicaciones de las evidencias se pregunte por las filtraciones", señaló Francisco Jorquera, del BNG. Joan Herrera, de ICV, adelantó el no que le dará al PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009