El Gobierno escogerá 15 campus como centros punteros españoles

Es el primer germen para la construcción del futuro modelo económico del país.- Una comisión seleccionará los mejores proyectos de las universidades en otoño.- El Ejecutivo dará hasta cinco millones en 2009 a cada uno

El pistoletazo acaba de sonar. España nunca ha logrado situar a sus centros entre las 100 mejores universidades del mundo. Y ahora está empeñada en conseguirlo. Para ello, el Gobierno, en colaboración con las comunidades autónomas y los principales expertos españoles y extranjeros, impulsará la conversión de 15 universidades en megacampus de nivel internacional.

Estos nuevos organismos oficiales, que se denominarán Campus de Excelencia Internacional (CEI) pretenden ser el germen del futuro modelo económico español (en sustitución del centrado sólo en la construcción y el turismo) y que brotará de los resultados de la investigación y la innovación que se haga en esos grandes campus punteros y del estrecho contacto entre universidades, centros de investigación de alto nivel, empresas y organismos locales y nacionales. Dos comisiones seleccionarán antes de noviembre los 15 mejores proyectos que las universidades empezarán a presentar a partir de hoy.

Cada autonomía debe apoyar el plan para que el centro pueda presentarlo
El Ejecutivo calcula que en 2015 tendrá 30 grandes centros sobre la mesa

Este cambio ha sido regulado por el Ejecutivo mediante una orden ministerial firmada al alimón por dos ministerios, el de Educación y el de Ciencia e Innovación, con la que se crea una nueva categoría oficial de CEI.

En España hay 77 universidades, 50 públicas y 27 privadas, y el Gobierno prevé que se presenten a esta convocatoria 50 centros públicos. Las privadas pueden optar simplemente a la categoría de CEI, presentado un proyecto de estas características, pero, de momento, no a las subvenciones, aunque la intención del Gobierno es buscar "una fórmula" de financiación para apoyarlas en convocatorias futuras.

Los nuevos grandes centros universitarios formarán una especie de pequeña urbe del conocimiento. En ellos estarán integrados la universidades (varias pueden unirse varias en un mismo CEI) con centros de investigación, empresas y organismos locales. El proyecto prevé además viviendas para la comunidad universitaria, debe tener un plan de urbanismo innovador y una arquitectura sostenible.

La orden establece las bases para acceder a las subvenciones públicas de 2009 para implantar este programa, el procedimiento detallado de evaluación para obtener la calificación de CEI y las condiciones para suscribir convenios con las comunidades para obtener sus ayudas para crear estos campus.

El Gobierno expuso el contenido de la orden a las universidades el pasado martes en Madrid. A la reunión acudieron representantes de 36 universidades p?blicas y de nueve privadas, la mayoría vicerrectores, gerentes o responsables de proyectos.

50 millones en subvenciones

El Gobierno cuenta con una partida de 50 millones de euros en 2009 para subvencionar los programas específicos de las universidades seleccionadas. Aparte de esta cantidad, repartirá este año entre los elegidos otros tres millones para la puesta en marcha del plan. Este proyecto forma parte del Plan de Acción 2009 para el apoyo y modernización de las universidad pública española, el marco de la Estrategia Universidad 2015

Las comunidades que apoyen a una o varias de sus universidades para este plan deberán cofinanciar este proyecto a través de los 150 millones destinados a créditos. El Gobierno tiene la mirada puesta en 2015. El Ejecutivo pretende tener entonces sobre la mesa 30 proyectos, la mitad se habrían puesto en marcha ya y el resto irán iniciándose progresivamente, según expone el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta. "La previsión a partir de entonces es destinar a cada campus seleccionado entre uno y dos millones en subvenciones y otros 10 millones en créditos de las comunidades autónomas", señala Rubiralta.

Dos comisiones, una técnica (formada por 21 expertos, y otra de internacional (integrada por nueve especialistas españoles y extranjeros) presididas por el Gobierno, escogerán antes de noviembre los 15 proyectos que presenten las universidades para convertirse en CEI. Las públicas elegidas deberán contar para poder optar a esta nueva categoría con el apoyo (social y económico) de su comunidad autónoma, un aspecto que algunos gobiernos regionales consideraban indispensable. Lo resalta un portavoz del Comisionado de Universidades e Investigación de la Generalitat de Cataluña: "El Gobierno catalán tiene aprobado su propio plan de inversiones universitarias pero el comisionado está de acuerdo con el proyecto del ministerio siempre y cuando haya coordinación con la Generalitat y los proyectos vayan en sintonía con esos planes propios de inversión, algo que sí se ha logrado ahora al incluir en a orden a las comunidades como entidades avaladoras, lo que permite su participación previa".

Rubiralta resalta tres conceptos que quiere impulsar el proyecto: "El de campus, con la universidad integrada en su territorio, el de excelencia, resaltando las fortalezas de cada una de esas universidades, lo que la diferencial, y el de internacionalización, la de impulsar el sistema educativo español más allá de nuestras fronteras".

Esta idea se integra en el cambio de modelo económico que busca el Gobierno de Zapatero. El secretario general de Universidades lo explica así: "En ese cambio de modelo, los campus universitarios tienen un papel fundamental. La universidad no puede estar sola, tiene que buscar complicidades y agregarse. Y el concepto de economía sostenible es también importante en este proyecto. Si no son competitivos no serán sostenibles y saludables, es decir, no alcanzarán un nivel alto de calidad".

Los proyectos seleccionados serán presentados en un acto público en la última semana de noviembre, según prevé el Gobierno. Las universidades que quieran optar a este cambio y recibir la financiación para ello tienen sólo un mes y medio (hasta el 8 de septiembre) para presentar sus candidaturas al Ejecutivo.

Impulso al modelo económico

El presidente de los rectores, Federico Gutiérrez-Solana, explica por qué este proyecto está relacionado con el cambio de modelo económico del país: "Sin duda es parte de todo ello. Es una iniciativa que tiene un valor estimulante, las universidades deben analizar sus mejores capacidades y ponerlas en valor para toda la sociedad y dentro un concepto de internacionalización. Es una oportunidad". ¿Es suficiente el presupuesto dada esta importancia? El presidente de los rectores y responsable de la Universidad de Cantabria, un colectivo que lleva años insistiendo en que la universidad necesita más financiación, enfoca el tema con su respuesta: "Lo que nos jugamos con esto es un modelo, universitario y social, más que una partida presupuestaria y muchas universidades lo entendemos así". Gutiérrez-Solana hace un llamamiento a mantener y potenciar el "diálogo permanente" entre las administraciones.

Cantabria se presentará a esta primera convocatoria con un proyecto de campus basado en el desarrollo del entorno, englobando en un modelo todas las iniciativas que ha emprendido. Otro ejemplo es la Politécnica de Cataluña. Tiene en la actualidad nueve campus y su objetivo es lograr al menos tres CEI. Además, está trabajando en la creación de otro gran campus, el de Diagonal-Besós. Su vicerrector de Política Universitaria, Josep Casanovas, que considera positiva y dinamizadora esta iniciativa del Ejecutivo, especifica porqué su proyecto parte de otro concepto: "Se crea desde el inicio con tres ejes, docencia, investigación y empresa, lo que hace que el diseño sea más racional y eficiente". En septiembre empezarán las obras, pero no van a presentar el proyecto a esta primera convocatoria de CEI, más enfocada a trabajar sobre lo ya existente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de julio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50