Cuarenta años del viaje del 'Apollo 11'

De la NASA a los espías

La estación espacial de Fresnedillas está indisolublemente ligada al programa Apollo. Nació en los años sesenta (operativa en 1967) como uno de los puntos del planeta elegidos por la NASA para mantener contacto con sus naves espaciales y desempeñó un papel determinante de comunicaciones con los astronautas que iban y venían a la Luna.

De hecho, garantizó el contacto con los 12 hombres que llegaron al suelo lunar y con las misiones Apollo que rodearon la Luna, incluida la fatídica Apollo 13 -la de "¡Houston, tenemos un problema!"-, que tuvo que regresar a casa en condiciones críticas sin poder descender a la Luna. El control de las misiones, por supuesto, estuvo siempre en EE UU.

Más información
Olivos, vacas y vuelos espaciales

Cuando la NASA dio por concluido el programa Apollo, en los años setenta, la estación madrileña de Fresnedillas de la Oliva se utilizó para otros proyectos, como el Skylab y los transbordadores espaciales. Pero en los años ochenta la agencia estadounidense decidió reorganizar sus estaciones y redes y cerró la base. La actividad se concentró, sobre todo, en Robledo de Chavela, que sigue funcionando hoy en día.

En cuanto a Fresnedillas, la NASA devolvió a España el territorio que se le había cedido. La estación, completamente rehabilitada, es ahora un centro de comunicaciones del Centro Nacional de Inteligencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS