El servicio al dependiente de Pinto cuelga de un hilo

La atención a los 360 dependientes de Pinto que reciben atención a domicilio queda en el aire. Concierto Bienestar, la firma a la que el Consistorio subroga el servicio, ha anunciado que no puede pagar a sus 60 empleadas desde junio de este año. El Ayuntamiento asegura que asumirá el servicio y plantea rescindir la adjudicación.

Fue el anterior Gobierno municipal del PP (destituido por una moción de censura) el que contrató a Concierto Bienestar en junio de 2008. El actual Consistorio socialista nunca abonó a Concierto los servicios de noviembre y diciembre alegando que la consignación presupuestaria era insuficiente, por lo que los presupuestos están litigándose en el Tribunal de Cuentas. Jesús Gallego, gerente de la empresa, afirma que carece de dinero para pagar las nóminas porque el Ayuntamiento le debe 400.000 euros. El Consistorio sólo reconoce deber los pagos de abril y mayo y sostiene que, en una reunión de conciliación el jueves, se comprometió a abonarlos y cambiar el actual sistema de pagos para cubrir las nóminas de las empleadas, que llevan dos meses sin cobrar. CC OO avala esta versión. En ese momento se reveló que el dinero que recibe Concierto está embargado por la Seguridad Social, a la que la empresa debe 160.000 euros, cantidad superior a la deuda que reconoce el Ayuntamiento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS