Cesc Gay apuesta por la comedia cruel

"Llegó el momento de arriesgarme y cambiar", admite el director catalán

Dos treintañeros aguardan con impaciencia en la sala de espera de un hospital de Barcelona. Se conocen desde hace tiempo porque han trabajado como actores en la misma película. Uno de los dos sujetos está ansioso, angustiado. La razón es que va a ser padre por vez primera. Al otro lo devoran los nervios, porque Clara, la mujer que va a dar a luz al hijo de su amigo, es su novia. Se trata de Manu y Ander, dos de los protagonistas de V.O.S, la primera comedia del director catalán Cesc Gay (Barcelona, 1967), que se estrena hoy en España y que significa el salto a la comedia del autor depelículas como Ficción, En la ciudad o Krámpack.

"Es cierto que es una comedia, pero en el fondo es muy cruel, con personajes que van a lo suyo, muy egoístas. Se cambian de pareja o rompen con ella sin ningún pudor. Son todo lo contrario a mis personajes anteriores, donde se trabajaba más desde la represión. Son un reflejo de cómo funciona la vida día a día".

Más información
Fallido '3 y medio'

La razón para cambiar del drama a la comedia la explica Cesc Gay: "Empecé a escribir un guión que era muy parecido al de Ficción y tuve la sensación de que me aburría. Sentí que eso ya lo había hecho. Entonces llegó el momento de arriesgarme y cambiar".

La película es una adaptación de la obra teatral de Carol López y el realizador barcelonés ha contado con el mismo cuarteto de intérpretes que actuaron en los escenarios españoles en 2005: Ágata Roca, Paul Berrondo, Andrés Herrera y Vicenta Ndongo. "La actitud de Carol López y de los actores fue de generosidad y respeto hacia mi trabajo, que facilitaron, ya que conocían los diálogos a la perfección", apunta el director.

El filme cuenta la historia de dos parejas jóvenes y la forma en que sus relaciones afectivas se entrelazan en un juego que salta con facilidad de la realidad a la ficción. La vida cotidiana de los personajes se diluye en el rodaje de la película que ellos mismos protagonizan. El resultado: una amalgama de verdad y mentira, amor y amistad. En ese sentido, el director catalán explica que tuvo "mucho cuidado" al trazar con delicadeza la fina línea entre la realidad y la ficción, entre las escenas de rodaje y las tomas de la vida cotidiana de los personajes.

El director de V.O.S. precisa: "La película no es únicamente una historia sobre un rodaje. Es algo más. Mi intención fue acercar al espectador a la gran mentira que es hacer una película", y añade: "Traté de dejar plasmados esos momentos confusos de la vida donde todo puede ser real e irreal a la vez".

El filme está rodado en catalán, con diálogos en euskera, y subtitulado en castellano. No obstante, hay una versión doblada que se proyectará en algunas ciudades. "He pasado más tiempo en el doblaje que haciendo la película", finaliza Cesc Gay en tono de broma.

El director Cesc Gay, fotografiado en Barcelona.
El director Cesc Gay, fotografiado en Barcelona.SUSANNA SÁEZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS