Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU, actor en la sombra

La peripecia de la negociación, finalmente rota, del PSOE con IU-ICV, ha provocado la cohesión del Grupo Socialista al tomar conciencia de la dureza de estar permanentemente a merced de las minorías. Los socialistas han vivido este fiasco con enorme disgusto pero también con serios reproches a IU-ICV, y también con el reconocimiento de cierta ingenuidad al no haber amarrado suficientemente las contrapartidas de ese grupo. Ahora bien, en el Grupo Socialista se considera que su portavoz, José Antonio Alonso, hizo bien al romper el acuerdo y no dar a IU-ICV la baza, nada menos, de propiciar un cambio en la política fiscal de este país, a cambio de nada. La izquierda sólo se comprometía a abstenerse en la votación de hoy para aprobar el techo de gasto presupuestario en 2010. "Si IU-ICV se abstiene en el gasto, no podemos hablar con ellos de los ingresos", afirma Alonso.

El tercer actor, en la sombra, ha sido CiU, que durante la negociación de los socialistas con IU-ICV envió al Gobierno el mensaje de que se olvidara de ellos si pactaba una reforma fiscal con la izquierda. Nunca se sabrá qué efectos hubieran tenido esas advertencias si IU-ICV hubiera dicho al PSOE que hoy votaba con ellos. En todo caso, el PSOE hubiera tenido más difícil explicar la ruptura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 2009