Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El transporte gratuito para menores de 12 años empezará el 15 de julio

La medida beneficia a los usuarios de la Región Metropolitana de Barcelona

El 15 de julio es la fecha elegida para que entre en vigor la denominada T-12, una tarjeta nominal de transporte que podrán obtener los niños de entre 4 y 12 años en la Región Metropolitana de Barcelona y que les permitirá viajar de forma gratuita en trenes, metros, autobuses y tranvías. Eso sí, sólo dentro de una corona, es decir, de la zona de transporte de coste mínimo. Esto significa que un niño de Barcelona no pagará si se mueve dentro de la ciudad o va a Santa Coloma o L'Hospitalet, pero sí deberá abonar el importe del billete si viaja a Sant Cugat, Sabadell o Sitges, por citar sólo tres ejemplos.

"La tarjeta", explica un portavoz del Gobierno catalán, "está pensada para los desplazamientos obligados, es decir, para ir al colegio, no para ir al zoológico o a la playa".

Los titulares sólo podrán desplazarse libremente en su localidad y entorno

A efectos de transporte, la Región Metropolitana se divide en seis coronas, con Barcelona como centro. Los niños podrán moverse sin pagar en la corona a la que pertenezca su población.

La decisión de crear una tarjeta para que los niños utilizaran de forma gratuita el transporte público fue aprobada por el Parlamento catalán el pasado año. CiU y PP también presentaron la iniciativa en los plenos municipales de diversas poblaciones. Pese a que el Gobierno catalán veía la iniciativa con muy malos ojos, los partidos no se atrevieron a rechazar una medida como ésta y acabó siendo aprobada. Finalmente, el Ejecutivo que preside José Montilla no tuvo otro remedio que asumirla y ponerla en práctica pese a la incomodidad que representaba.

Manel Nadal, secretario de Movilidad, no tuvo inconveniente en señalar los motivos por los que se oponía a la T-12: "La mayoría de niños no van en autobús al colegio, de modo que lo que harán será utilizar más los autobuses para otras cosas. Es un gasto que tiene que asumir la Administración en un servicio que ya es deficitario de por sí. Antes que este tipo de actuaciones, sería preferible atender otros aspectos de la movilidad obligada, como la mejora del transporte en polígonos industriales, que mejoran la calidad de vida de mucha más población".

Los municipios están siendo informados de la puesta en práctica de la tarjeta, ya que serán ellos los que la tramiten, al estar vinculada su concesión al empadronamiento. Estos días se informa a los concejales responsables de cómo trasladar la información a los ciudadanos y de quién debe correr con el gasto de los envíos. En la convocatoria que se remite a los ayuntamientos se insiste en mantener el asunto en secreto y, especialmente, en no comentarlo con periodistas porque el Gobierno catalán desea presentar la medida a mediados de julio en conferencia de prensa.

La tarjeta T-12 no es la única que no sirve para salir de una corona. Ocurre lo mismo con las tarjetas rosas, que utilizan los jubilados y que sólo son válidas dentro de la corona a la que pertenece la población donde residen. Sólo las del entorno inmediato de Barcelona pueden ser utilizadas de forma más amplia debido a que son expedidas por la Entidad Metropolitana del Transporte que agrupa a diversos municipios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de junio de 2009