Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:COMER

Para disfrutar de pie o sentado

Narru, en San Sebastián, integra pinchos modernos elaborados al momento y una carta muy sugerente

Abierto hace año y medio, Narru se ha consolidado como uno de los restaurantes más regulares, modernos y desenfadados del donostiarra barrio de Gros. Local de diseño dividido en dos escenarios, cuyas respectivas ofertas guardan estrecha relación aunque puedan parecer disociadas. Un modelo inteligente, cuyo desdoblamiento se orienta a rentabilizar al máximo la ocupación del local. En la planta alta, a ras de la calle, una barra con pinchos avanzados que, a diferencia de otros bares de la ciudad, se elaboran al momento. Cocina en miniatura en estado puro, compuesta por medias raciones para degustar con cuchillo y tenedor que ponen a punto dos jóvenes cocineras de talento, María Silva y María Imaz. Entre sus sugerencias, algunas de mucho éxito, como las alitas de pollo con patatas y huevos rotos, el risotto con foie-gras o los langostinos con salsa romesco. Eso sin olvidar las croquetas de jamón, la yema de huevo sobre migas de ibérico con cigalas y espárragos o el salmorejo con changurro a la donostiarra. En la planta baja cambia totalmente el ambiente, con un restaurante formal de estética contemporánea y una carta muy corta que se enriquece con sugerencias del día. "Nuestras dos ofertas casi son intercambiables", afirma Íñigo Peña, patrón de la casa. "Abajo ofrecemos también propuestas de la barra. Sólo empleamos buena materia prima que intentamos realzar con recetas sencillas. Y es que se aprecia una vuelta atrás en los gustos de la clientela: los tiempos no están para florituras", recalca este cocinero, en cuyo currículo figuran estancias en Arzak, Mugaritz y Berasategui, y que cuenta con un gran equipo: David Dante en la cocina y Gure Arana como jefe de sala.

Narru

Dirección: Miguel Imaz, 10. San Sebastián. Teléfono: 943 29 83 68. 'Web': www.narru.es. Cierra: domingos noche y lunes. Precios: entre 45 y 60 euros por persona. Menú, 26 euros más IVA. Especialidades: Arroz meloso de crustáceos con costra, 22 euros. Salmonetes a la plancha con arroz marinero, 19 euros. Paletilla de cordero lechal, 19 euros. Tarta fina de manzana, 7 euros.

Más propuestas gastronómicas en San Sebastián

Resulta curioso que entre sus propuestas más sonadas figuren los arroces melosos. Impresión que corrobora la calidad del arroz socarrat con gambas de Palamós y chipirones. En el grupo de entrantes, algunas sugerencias desiguales: no convence del todo el tartar de tomate con langostinos a la salsa romesco, algo pasado de vinagre, ni dan la talla las verduritas (alcachofas, judías verdes, espárragos, habitas y guisantes) con caldo de ibérico, conjunto desdibujado.

Con los segundos, todo vuelve al cauce esperado. Impecable la merluza en salsa verde con almejas, más que resultón el rape con verduritas y correcto el solomillo de vacuno mayor con ñoquis al parmesano. Lo mismo que la paletilla de lechal asada a baja temperatura con patatas panaderas. Además, Peña ha compuesto un menú muy sugerente de precio tentador (26 euros más IVA) para lo que incorpora; permite elegir entre cuatro entrantes, el mismo número de segundos y tres postres.

Mientras que los dulces suben el nivel con creces (tarta fina de manzana con helado de leche o crema de queso sobre migas crujientes), sorprende la desatención prestada al pan y al café, notablemente malos. ¿Y por qué en la lista de vinos no se reseñan la mayoría de añadas de tintos y blancos?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de junio de 2009