Ana Torroja calla sobre el paradero de 700.000 euros

La cantante está acusada de ocultar dinero en un paraíso fiscal

La cantante Ana Torroja tuvo que pedir prestadas ayer las gafas al juez de instrucción de Palma Antonio Garcías Sansaloni -graduadas para una dioptría y media de presbicia- para leer, antes de firmar, el acta de su comparecencia judicial, en la que figura que no quiso declarar. En el documento consta su imputación por sendos supuestos delitos fiscales.

Torroja intentó no ir al juzgado, también reclamó la nulidad de la causa por vulneración de derechos en registros y escuchas en 2007, y, finalmente, se negó a contestar preguntas del juez, fiscal y abogados. Se escudó en el derecho constitucional a no declarar de quienes comparecen como acusados. Tampoco abrió la boca ante la nube de periodistas que la esperaba a la salida.

En 2006 y 2007, según consta en el expediente tributario, la cantante ingresó unos beneficios de 900.000 euros fruto de medio centenar de conciertos de la gira La fuerza del destino por España, Chile y México. En una sociedad instrumental radicada en un territorio fiscalmente opaco, las Antillas Holandesas, se localizaron 700.000 euros de sus rentas, mientras que en una compañía domiciliada en España, Torroja declaró una actividad de 150.000 euros.

Ana Torroja es administradora única de la compañía española Carlito's Way de servicios de restauración. Su defensa alegó en su día que en uno de los ejercicios investigados Torroja era residente en Reino Unido.

La cantante es una las decenas de personas implicadas en causas judiciales e inspecciones tributarias al destaparse la trama de la Operación Relámpago por la Fiscalía Anticorrupción, la Agencia Tributaria y la policía para desmontar el operativo supuestamente ilegal del Bufete Feliu de Palma, con enlaces en Madrid y Panamá. Varios de los letrados del despacho familiar, descrito por los fiscales como "un auténtico semiparaíso fiscal en territorio español", están imputados, así como dos notarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de junio de 2009.