Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cambios en el sistema financiero

El subgobernador del Banco de España presidirá el fondo de rescate bancario

Habrá plazos estrictos para que las entidades en apuros presenten planes de viabilidad - El Fondo de Garantía aportará parte de los 9.000 millones

El fondo de ayuda a los bancos tiene su patrón y será el Banco de España, que aportará cinco de los ocho miembros de la comisión rectora, entre ellos el presidente. Francisco Javier Aríztegui, subgobernador del banco supervisor, presidirá el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que ultima el Gobierno. Aríztegui, un guipuzcoano de 60 años, sustituyó el pasado mes de marzo a José Viñals en el puesto de subgobernador y tendrá que pilotar un instrumento que, ya desde su fase de borrador, ha desatado recelos en varios frentes. Con comunidades autónomas, como Cataluña y Andalucía, porque ven invadidas sus competencias. Con bancos, porque temen que las ayudas puedan distorsionar la competencia. Y con los sindicatos, por la posibilidad de que las cuotas participativas -una versión de títulos o acciones para cajas de ahorros- con derechos políticos supongan la entrada de los bancos en las cajas.

Zapatero mantendrá las competencias autonómicas, según Andalucía

El mandato de la comisión rectora durará cuatro años renovables

El fondo verá la luz probablemente en la reunión del Consejo de Ministros del viernes 26 de junio y supondrá el pistoletazo de salida a los procesos de fusión y reestructuración que se avecinan en el sector. El borrador sobre el que trabaja el Ejecutivo, al que ha tenido acceso este diario, desgrana el funcionamiento del plan.

- Gobierno del fondo. Estará regido por una comisión rectora integrada por ocho miembros nombrados por la ministra de Economía y Hacienda. De éstos, cinco serán propuestos por el Banco de España, uno en representación del Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios, otro en representación del Fondo de Garantía de Depósitos en Cajas de Ahorro, y otro en representación del Fondo de Garantía de Depósitos en Cooperativas de Crédito. El mandato durará cuatro años renovables.

- Plazos estrictos. El Gobierno quiere evitar que la situación de las entidades que empiecen a presentar síntomas de debilidad se vaya de las manos. Por ello, reclama que cualquier entidad con riesgo de viabilidad o con necesidad de una reestructuración informará de ello "con carácter inmediato" al Banco de España y se baraja la posibilidad de fijar en el plazo de un mes un plan que concrete las acciones contempladas para superar dicha situación. Estas medidas perseguirán la viabilidad "bien reforzando su patrimonio y solvencia, bien facilitando su fusión o absorción por otra de reconocida solvencia, o el traspaso total o parcial de su negocio o unidades del mismo a otras entidades de crédito". Si es el órgano supervisor el que detecta el riesgo de una entidad, éste le comunicará la necesidad de presentar el plan, que detallará el plazo previsto para su ejecución -se barajan unos tres meses-, salvo autorización del Banco de España. Éste tendrá que dar el visto bueno a estos planes y se estudia un periodo de un mes para ello, transcurrido el cual, si no hay pronunciamiento expreso, se dará por aprobado.

- Financiación. La dotación inicial del fondo suma 9.000 millones de euros, de los cuales una tercera parte se desembolsará en el momento de su constitución. Y se puede endeudar en 90.000 millones más. La dotación inicial con cargo a los Presupuestos Generales del Estado tendrá un importe de 6.750 millones. Asimismo, la aportación inicial de los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD) tiene un importe de 2.250 millones. El texto aclara que este importe, y otros que aporte, es el resultado de prorratear dicha cantidad entre los patrimonios de los tres FGD (bancos, cajas y cooperativas de crédito).

- Posible anulación del veto autonómico a fusiones. La propuesta consiste en que los gobiernos de las comunidades autónomas pierdan el poder de vetar fusiones, según ha admitido la propia Salgado. Sólo en el caso de las cajas -sobre cuyos órganos de gobierno las autonomías tienen competencias- se contempla que el Banco de España pida un informe a los Ejecutivos autónomos con carácter previo, pero no especifica que sea vinculante.

Sin embargo, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, aseguró ayer tras reunirse con José Luis Rodríguez Zapatero que el presidente del Gobierno le ha garantizado que el fondo "no tocaría" la competencia autonómica de autorizar eventuales fusiones de cajas de ahorros y de poder vetarlas, informa Lourdes Lucio. "Zapatero me ha garantizado que no va a ser así", señaló. Griñán evitó polemizar con Salgado e incluso dudó de que la ministra de Economía hubiera planteado la posibilidad de cercenar las competencias autonómicas sobre las cajas si alguna de las fusionadas ha sido intervenida por el Banco de España. "Si hay fusión después de una intervención tendrá que ser autorizada por la comunidad autónoma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de junio de 2009