Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última muerta por violencia de género estaba separándose

No lo había denunciado jamás, pero se estaba separando de él. No le dio tiempo. La víctima número 26 de la violencia machista en España en lo que va de año murió apuñalada la noche del lunes, en unos aparcamientos de un centro comercial de Las Palmas de Gran Canaria. Tenía 55 años. El agresor, de 58, huyó en un coche donde la policía encontró el cuchillo con el que presuntamente la agredió y los papeles de divorcio, según la delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias.

El Instituto Canario de la Mujer prevé contactar con la familia para presentarse como acusación particular, ya que el agresor está detenido, después de haberse intentado quitar la vida ingiriendo unas pastillas, lo que, finalmente, no logró.

Instituciones y miembros del Foro Contra la Violencia de Género convocaron concentraciones silenciosas y movilizaciones para rechazar esta nueva muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 2009