Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jove declara insolvente a Caramelo y pide suspensión de pagos

El mismo día en que la Inspección de Trabajo ponía sobre la mesa su informe desfavorable al despido colectivo para 237 empleados de la empresa textil Caramelo, su accionista mayoritario, Manuel Jove, comunicó el viernes al Juzgado Mercantil número 1 de A Coruña el inicio de los trámites para presentar concurso de acreedores.

Lo hacía en virtud de una reforma de la Ley Concursal, que deja la puerta abierta a la negociación con los acreedores previa a la solicitud de la suspensión de pagos, periodo para el cual tiene a partir de ahora tres meses. Inveravante, el holding de Jove que controla más del 92% de la compañía, hacía expresa la insolvencia de Caramelo y revelaba una deuda de 60 millones de euros.

La operación es un órdago a los trabajadores y a la propia Xunta, accionista de la compañía, pero también una fórmula para ganar tiempo. Cogió por sorpresa al comité de empresa, justo un día después de que desconvocara sus movilizaciones tras la mediación de la Xunta, que trata de reducir los despidos. En la etapa del bipartito, el Gobierno gallego concedió 21 millones de euros en préstamos a Caramelo y otros seis millones en avales sin vincularlos a garantías sobre el empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de junio de 2009