Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil trata de identificar los primeros cadáveres del Airbus accidentado

Los buceadores encuentran el estabilizador de cola del avión de Air France

El Ejército brasileño continúa las labores de recuperación de los cuerpos en pleno Atlántico mientras los familiares de las víctimas del vuelo AF-447 aguardan un dramático proceso de identificación de los cadáveres. Son ya 24 los cuerpos rescatados y embarcados en navíos que los transportan hasta las proximidades del archipiélago de Fernando de Noronha. Desde allí, los helicópteros culminarán hoy su traslado hasta tierra firme.

Brasil también divulgó una serie de fotos en las que se apreciaba cómo efectivos y buceadores de la Marina iniciaban el remolque del estabilizador de cola del Airbus 330 accidentado el 1 de junio con 228 personas a bordo: una gran pieza blanca en forma de trapecio, cruzada por líneas azules y rojas, el identificativo de Air France.

Las labores de identificación no se realizarán en Fernando de Noronha, sino en la ciudad de Recife. Aunque nada se ha querido divulgar al respecto, los cadáveres presentan problemas para determinar su identidad a simple vista, ya que un equipo de peritos está recogiendo muestras de cabello, sangre y saliva entre los familiares con objeto de facilitar estos trabajos. Cada día que pasa, las Fuerzas Aéreas brasileñas se muestran más herméticas con respecto a las informaciones que difunden sobre el curso de las operaciones. Por ejemplo, entre otras restricciones, se ha decidido no continuar especificando el sexo de los cuerpos que se vayan recuperando.

En Brasil crece la sensación de que Air France deberá ofrecer explicaciones convincentes ante la sospecha de que un fallo en los sensores de velocidad del aparato siniestrado podría tener una relación directa con la tragedia. La compañía aérea informó este sábado de que, desde mayo de 2008, viene observando casos de pérdida de la información captada por estos sensores instalados en los modelos A-330 y A-340. Según admitió Air France, en 2007 Airbus recomendó a sus clientes sustituir los sensores de velocidad en los modelos A-320 tras detectar defectos de funcionamiento en los mismos. Ayer, el director comercial del fabricante europeo, John Leahy, quiso lanzar un mensaje de calma al sector de la aviación civil al afirmar que el modelo A-330 es "muy fiable", ya que lleva 15 años volando, hay 600 aparatos en funcionamiento y 400 encargados. "Es un verdadero caballo de carga" en términos de fiabilidad, aseguró Leahy. Sin embargo, uno de los sindicatos de Air France, Alter, ha pedido a sus afiliados no volar en los A-330 mientras no se hayan realizado las modificaciones técnicas necesarias, según Le Monde.

Las labores de rescate y traslado de objetos y cuerpos están siendo complicadas, principalmente por el mal tiempo que reina en la zona de búsqueda y por su lejanía de la base de operaciones instalada en Fernando de Noronha, a unos 900 kilómetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de junio de 2009