Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelta a empezar en la Tabacalera

El estudio Nieto y Sobejano sale de nuevo elegido para rehabilitar la sede del futuro Centro Nacional de Artes Visuales - Su anterior designación fue impugnada

Después de casi ocho meses y un cúmulo de despropósitos, el proyecto elegido para construir el Centro Nacional de Artes Visuales es el que lleva la firma del estudio de arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano. El mismo proyecto que fue impugnado por el Consejo Superior de Arquitectos en noviembre de 2008, después de que el entonces ministro de Cultura, César Antonio Molina, ya lo hubiera presentado oficialmente.

Una comisión de expertos se reunió ayer para elegir el proyecto de entre las tres propuestas que finalmente concurrían: además del ganador, concursaban el estudio Joan Rodon Arquitectes Associats y una unión de empresas temporal (UTE) formada por Semer Ingeniería y Sistemas y Jacob + Macfarlane. Según fuentes del jurado, el proyecto de Nieto y Sobejano era el mejor y sobresalía muy por encima del resto.

El jurado que tenía que decidir esta adjudicación polémica desde el principio tardó unas cuatro horas en decantarse. Primero, discutieron que se hubiera caído hace unos días del concurso el estudio de García de Paredes y Pedrosa. Después, tuvieron que valorar si se declaraba desierto o no, porque hubo un miembro del jurado (de un total de siete) que alegó que ninguno de los proyectos era suficientemente bueno para rehabilitar este colosal edificio (30.000 metros cuadrados) y proyecto estrella de Cultura.

Uno de los problemas es precisamente de qué legislatura se habla. La creación de este centro, que albergará los futuros museos del cine y la fotografía nació en un Consejo de Ministros de 2007, siendo titular de Cultura César Antonio Molina, que convocó un concurso (a través de Segipsa, sociedad pública mercantil dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda) para adjudicar la rehabilitación de la antigua Tabacalera de Madrid.

Cultura aprobó y Molina anunció el pasado mes de noviembre a los medios de comunicación la concesión del proyecto a Nieto / Sobejano. Pero ya entonces recibió un importante varapalo: el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) impugnó esa adjudicación por no haberse respetado "las mínimas exigencias de transparencia y equidad". El Consejo consideró que la adjudicación no se ajustaba a la ley, ya que no hubo ningún tipo de concurso -ni abierto ni restringido- sino "una convocatoria por invitación directa". A esa invitación acudieron siete estudios cuyo prestigio no cabía la menor duda. El problema estaba en el procedimiento. Y ayer se cumplió otra etapa, con otra ministra (Ángeles González-Sinde) que hereda lo que se podría llamar una patata caliente. Según fuentes conocedoras del proyecto, la nueva ministra no ve claro qué hacer con este edificio. Y esas dudas afectarían no tanto al continente como a los contenidos.

A este nuevo concurso sólo se presentaron cuatro estudios (luego uno de ellos abandonaría). Esta vez era claramente abierto, según consta en la web de Segipsa. Pero hubo una condición en cierto modo excluyente: el estudio concursante debía acreditar haber proyectado un edificio de uso cultural y de presupuesto de ejecución material igual o superior a 10 millones de euros. Un requisito ciertamente muy difícil de cumplir para la mayoría de los estudios de arquitectura.

La siguiente etapa de este accidentado centro es la valoración técnica, que, según las mismas fuentes, el ministerio lo ha dejado para dentro de unos días. En cualquier caso, esta valoración puntúa mucho menos sobre la decisión de la valoración de expertos. Quizá tenga en este tiempo ocasión la ministra de decidir servir qué hacer con este centro que ha nacido maldito.

Cronología de un guirigay

- 30 de noviembre de 2007. Se acuerda en Consejo de Ministros la creación del Centro Nacional de Artes Visuales.

- 29 de julio de 2008. Siete equipos de arquitectos son invitados por correo electrónico a presentar una propuesta.

- 13 de noviembre. El anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina, presenta a los medios el proyecto elegido, junto a sus autores: Nieto y Sobejano.

- 26 de noviembre. El Consejo Superior de Arquitectos impugna el procedimiento de adjudicación.

- 25 de febrero de 2009. Se anuncia nuevo concurso.

- 2 de junio de 2009. Nieto y Sobejano vuelven a ser agraciados con la concesión del proyecto, esta vez con Ángeles González-Sinde como ministra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de junio de 2009

Más información