25ª Reunión del Círculo de Economía

Montilla alienta una reforma laboral ante los titubeos del Gobierno central

El presidente propone a los agentes sociales pactos al margen de los convenios

La apertura oficial de la 25ª Reunión del Círculo de Economía en Sitges se convirtió ayer en un clamor generalizado en favor de una medicina llamada reformas estructurales, mercado laboral incluido, como condición para que la economía salga del pozo y de que el modelo productivo dé un vuelco. Aunque la medicina no sepa lo mismo según quién la recomiende, fue la receta común que prescribieron los ponentes que desfilaron ante la flor y nata del empresariado catalán. Empezando por el presidente de la Generalitat, José Montilla, quien se puso al frente de la manifestación y abogó además, por primera vez de forma clara, por una reforma de la negociación colectiva. La considera demasiado "rígida".

Montilla pide alargar la vida laboral y revisar el sistema de pensiones
Gallego (CC OO): "Cada vez vemos al Gobierno catalán más a la derecha"

Más información

Su propuesta abre la puerta a que los convenios colectivos sectoriales no sean dogma de fe ni un corsé, y cada empresa que quiera y pueda llegue a acuerdos "singulares" con sus respectivos trabajadores.

El nuevo marco de relaciones laborales descrito por Montilla -"no deben ser un freno, sino un acicate de los cambios que debemos hacer", dijo- incluye desde la vinculación del salario del trabajador a su productividad al "abaratamiento del empleo", no del despido, como sí insiste la patronal la patronal CEOE. Los empresarios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) llevan tiempo pidiendo que sea menos costoso mantener el empleo, pero entienden por ello una reducción de las cuotas que pagan a la Seguridad Social por sus empleados. España es el sexto país de los 33 de la OCDE con un nivel de cotizaciones empresariales más elevado. Fuentes de Presidencia subrayaron que Montilla no había dicho eso, que no había concretado el cómo. Sí bajó a la arena en temas no menos espinosos, como el alargamiento de la vida laboral y el freno a las prejubilaciones masivas, que reclamó para garantizar las pensiones en el futuro.

"Cada vez vemos al Gobierno catalán más escorado hacia la derecha", se quejaba en los pasillos del hotel Melià de Sitges el secretario general de Comisiones Obreras de Cataluña, Joan Carles Gallego. "El Gobierno catalán no acaba de entrar en materia de verdad cuando se habla de reforma laboral", opinaba en sentido contrario el presidente de la patronal de las pymes, Pimec, Josep González. Tras alabar su posición, el presidente de la Cecot, Antoni Abad, se interrogó sobre "cuándo" van a acometerse dichas reformas.

Montilla alegró los oídos empresariales al subrayar que la crisis no puede ser pretexto para aplazar las reformas, por las que ya había abogado el día anterior, en el mismo foro, el consejero de Economía, Antoni Castells. Sí concedió que, para introducir cambios en los modelos de contratación, sería mejor esperar a que mejore la tasa de actividad para facilitar el consenso con los sindicatos.

El presidente elevó el tono a pocas horas del estreno ante el empresariado catalán de la ministra de Economía, Elena Salgado, hoy, y en pleno distanciamiento y falta de sintonía con el Ejecutivo de Zapatero, tras sus incumplimientos reiterados en materia de financiación autonómica. Tras subrayar que reforma laboral no es sinónimo de "desregulación", el presidente de la Generalitat pone la patata caliente en manos del Gobierno central, que lidia con el diálogo social y condiciona todo cambio al consenso entre sindicatos y empresarios.

"Mejor con consenso, pero eso no exime al Gobierno (central) de sus responsabilidades", espetó sobre el tema el líder del PP, Mariano Rajoy, en las mismas jornadas, tras insistir en la necesidad de una triple reforma: educativa, fiscal (menos impuesto de sociedades) y laboral. Y en este punto criticó, al igual que Montilla, la "rígida" negociación colectiva.Rajoy se vio algo acorralado cuando el anfitrión de la reunión y presidente del Círculo de Economía, Salvador Alemany, le desafió a dejar a un lado la agria lucha política para ser "riguroso" con el lema de las jornadas: Hacia la recuperación. Incómodo, el líder del PP replicó que "describir los hechos no es derrotismo" y enfatizó que "lo que hay que hacer es ponerse a trabajar para achicar el agua" ante la crisis. Pero, pese a dar rienda suelta a sus conocidas críticas a las medidas de Zapatero contra la crisis, de nuevo a la pregunta de Alemany sobre si estaría por la labor de un acuerdo nacional para salir de la recesión, Rajoy se mostró conciliador. "Si a mí me invitan hoy, no tengan ni la más mínima duda", dijo, en alusión a Zapatero.

La insistencia de Alemany se debe al hilo conductor del discurso del Círculo de Economía, que pide consenso para salir del bache. Pero la institución no reclama un adiós al catastrofismo voluntarista. Hoy, ante Salgado, insistirá en que, con o sin brotes verdes, la recuperación no está aún aquí. Alemany exigirá al Gobierno "valentía" para acometer reformas a largo plazo, pese a que a corto plazo puedan tener coste electoral. Junto a este mensaje -anoche, la entidad sopesaba si debía bajar a lo concreto y especificar qué reforma laboral debe acometerse-, también habrá un llamamiento a las empresas a crecer mediante fusiones para navegar en la economía global con mayor dimensión.

A dejar de lado "los réditos partidistas" instó, en la misma línea, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, partidario de un pacto de Estado para sacar a España de la crisis. La voz discrepante la aportó el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, que se quejó de que el mercado laboral adolezca de una excesiva flexibilidad, lo cual se refleja en una alta tasa de temporalidad, y pidió no rebajar impuestos para poder ejecutar políticas sociales "imprescindibles".

"Todos sabemos qué reformas son necesarias", enfatizó el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, para quien, sin ellas, Europa sólo vivirá "una recuperación en minúsculas". Almunia advirtió del "serio riesgo" de renacionalización del sistema financiero europeo.

NÚRIA VILANOVA. Inforpress

"La economía aún no mejora, pero el brote verde es que en agosto tocaremos fondo, dejaremos de ir a peor. Por lo menos vemos que la caída tiene un fin, que no falta tanto. Pero no hay que olvidar que la clave de la recuperación es el concurso de todos y cada uno de nosotros, los empresarios. Tenemos que invertir".

RAMON CANELA. DiR

"No se están llevando a cabo los cambios necesarios para salir de la crisis. Los principales son de índole laboral. El éxito del Barça es que ha podido hacer un buen equipo. Las empresas deberíamos también poder hacer el equipo que necesitamos para competir. Hay que abaratar el despido o el paro seguirá subiendo".

MANUEL LAO. Cirsa

"La recuperación quizá llegue en el tercer trimestre de 2010, pero nadie lo sabe. Lo seguro es que en seis meses no se va arreglar nada. No hay que hacer discursos falsos, la confianza llega cuando una familia ve que alguno de los suyos encuentra trabajo, y sin una reforma laboral que abarate el despido, es imposible".

RAFAEL ROMERO. Cámara de Contratistas

"En la construcción no hay brotes verdes. Estamos en retroceso y creo que seremos el último sector en ver estos brotes. Comprendo que se quiera ver un freno a la caída, pero no eso no es una recuperación. Prudencia. Cuando había síntomas de crisis algunos eran muy optimistas, y ahora no se puede caer en el mismo error".

Las frases del día

- David Taguas (Seopan). "Hay que rebajar las cotizaciones sociales del 23,6% al 19,6% y subir el IVA y los hidrocarburos. Una parte del IVA iría a la Seguridad Social. Habría que anunciarlo meses antes para estimular el consumo".

- Javier Monzón (Indra). "España gasta en lotería el doble de lo que invierte en I+D".

- Mariano Rajoy (PP). "La victoria del Barça es un excelente antidepresivo contra la crisis".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de mayo de 2009.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50